06 febrero 2007

¿Qué ocurrió y qué ocurre en el río Umia?

El 1 de septiembre de 2006 un vertido presuntamente involuntario de productos "altamente tóxicos" --así fue calificado oficialmente-- de la factoría de Brenntag en Caldas de Reis obligó a una costosa operación para reducir la contaminación del medio e impedir que el agua envenenada llegara al servicio de abastecimiento de los habitantes de los municipios que baña el río Umia.
Cinco días después, la Consellería de Medio Ambiente se comprometió a elaborar un informe y hacerlo público antes del pasado 31 de diciembre.
El Gobierno gallego ha incumplido su palabra y cinco meses después del desastre la ciudadanía nada sabe, entre otras cosas, de las condiciones y protocolos que incluía la autorización que supuestamente tenía Brenntag para hacer vertidos en el río; nada se sabe del contenido del plan de emergencia que se supone que la empresa había entregado a Protección Civil, y nada se sabe del plan de recuperación del Umia, que la Xunta se comprometió a poner en marcha porque --aparte del desagüe de Brenntag-- el accidente puso al descubierto decenas de vertidos ilegales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.