27 marzo 2007

La legalización de ASB es casi imposible, por desgracia

La dirigente vasquista Marije Fullaondo ha inscrito una nueva organización de la llamada izquierda abertzale: Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB), según adelantó la Cadena SER a primera hora de esta tarde. La fecha de inscripción no es casual, pues si los vasquistas de izquierda quieren presentar candidaturas en las próximas elecciones municipales debían registrar su partido ante de las 0 horas de pasado mañana jueves.
En los estatutos de ASB consta expresamente que defenderá sus postulados «por vías políticas democráticas».
ASB tiene previsto celebrar el próximo sábado un acto en Bilbao para presentar su programa electoral para los comicios locales.
En atención a los intereses de la generalidad de los españoles, ¿qué interesa: tener una izquierda abertzale que trabaja políticamente dentro de la legalidad y por vías democráticas, o una izquierda abertzale sin posibilidades de concurrir a la elecciones y, por tanto, dependiente de la iniciativa de los partidarios de la violencia?
..
La Ley de Partidos es un callejón sin salida
Pero las esperanzas de normalizar la vida política en el País Vasco son escasas porque "en una primera lectura" --esta es la expresión que el presidente del Gobierno ha empleado-- los juristas del Ministerio de Interior han estimado que podría haber indicios de ilegalidad, por lo que han remitido un informe y los estatutos de ASB a la Fiscalía General del Estado.
La Ley de Partidos prácticamente garantiza el rechazo de todo partido que en su directiva figuren ex militantes de Batasuna --que hubieran sido franquistas sería irrelevante--, o que si sus impulsores hayan estado relacionados con Batasuna --que se hubieran enriquecido con las leyes franquistas también sería irrelevante...
Es decir, lo que no se hizo con quienes formaron parte de un régimen constituido mediante un golpe de Estado que causó más de 100.000 muertos durante 38 años, se aplica ahora a los vasquistas de izquierda que hayan tenido carné de Batasuna o que sean simplemente sospechosos de...
De hecho, aunque los dirigentes de ASB condenaran expresamente la violencia en sus estatutos, condición legal que no cumplen los estatutos del PP ni del PSOE, la formación podría ser rechazada porque uno o varios de sus impulsores fueron en su día dirigentes de la ilegalizada Batasuna.
Dicho de otro modo: La democracia española jamás perdonará ciertos pecados, salvo haber sido franquista.
Semejante callejón sin salida es fruto de la Ley de Partidos que ideó el PP y que el PSOE apoyó en su día.
..
DE INTERÉS:

2 comentarios:

  1. Lo que ocurre es que determinadas lecturas y, sobre todo, determinadas interpretaciones de la Ley de Partidos sólo conducen a una cosa: la izquierda abertzale no se podrá presentar mientras al Ministario del Interior no le de la gana permitirlo. Me explico revisando las dos cuestiones que pueden afectar a la legalización del nuevo partido:

    1. Que manifiesta expresamente su rechazo de la violencia. Dejando aparte la duda razonable de si los demás partidos contemplan esta cuestión de forma expresa en sus Estatutos (?), podríamos considerar que ASB cumple este requidito al señalar que unicamente recurrirá a las vías democráticas para tratar de alcanzar sus fines.

    2. La Ley permite la no legalización de aquellos partidos que soliciten su inscripción si existen motivos para pensar que, a través de esa nueva forma, se trata de dar continuidad (Rubalcaba suele hablar de ser "sucesores") a la actividad de la ilegal Batasuna. Es decir, que sea cual sea el nombre, condenen o no la violencia, el Ministerio siempre podrá echar mano de la "cuestión sucesoria" para no inscribir al nuevo partido.

    Como decía en otro blog, ¿a esto le llamaos Estado de Derecho"?

    ResponderEliminar
  2. Suscribo lo que dices. Y podríamos preguntarnos qué objetivo tiene una Ley de Partidos cuyo redactado es tan, tan y tan abierto a discrecionalidades. Y regresamos al punto de partida, ¿estado de Derecho o estado de Derecho "a la medida"?: ¿A la medida de quiénes? Y estono es una cuestión entre vasquistas y españolistas, o entre catalanistas y castellanistas, va más allá.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.