23 abril 2007

El Banco Mundial da una lección de no se sabe qué

Desde hace varias semanas, el presidente del Banco Mundial (BM), Paul Wolfowitz, está en el ojo del huracán por mimar profesional y económicamente a una empleada de la institución, Saha Alí Reza, con la que mantiene una relación personal. La mayoría de los altos cargos del BM insisten en que Wolfowitz dimita y, en caso de que persista en su negativa, exigen que sea cesado.
Como número dos de la Secretaría (ministerio) de Defensa de EE UU --el titular era Donald Rumsfeld-- Wolfowitz fue uno de los principales responsables de la invasión ilegal de un país, de la muerte de decenas de miles de civiles y de las torturas practicadas en cárceles secretas, entre otros crímenes.
Sin embargo, en el civilizado Occidente se considera normal que todos esos crímenes queden impunes y, al tiempo, se desata un gran escándalo mediático cuando un hombre público favorece laboralmente a su esposa, compañera o amante.
Lo cierto es que el BM ya se cubrió de gloria cuando aupó a Wolfowitz, pues --aparte de su relevante papel como promotor de las guerras de Afganistán e Irak-- fue embajador de EE UU en Indonesia cuando Suharto gobernaba el país con mano de hierro, y fue subsecretario de Estado para Asia Oriental durante la presidencia de Bush padre, cargo en que se distinguió por su apoyo a los regímenes más autoritarios. En fin, que Wolfowitz atesora un largo historial de aciertos como halcón... ¿Acaso fue esta circunstancia la que le hizo acreedor al retiro dorado que supone presidir el BM?
¿Por qué las peores ignominias merecen el silencio e incluso el perdón, en tanto que aumentar el salario a una amante exige castigo público con alarde y aspavientos incluidos? Curioso...
..
ACTUALIZACIÓN
El jueves 17 de mayo, un mes después de que el asunto fuera filtrado a la prensa, Wolfowitz ha aceptado dimitir, previa negociación con George W. Bush, que al final tiró la toalla tras defender con uñas y dientes a su ex viceministro de Defensa. No obstante, Wolfowitz ha sido cesado con honores: Presenta su dimisión --para dar una falsa imagen de arrepetimiento y honestidad--, recibe un millón de dólares de premio, y para redondear accede a una pensión vitalicia. El ya casi ex presidente del BM abandonará el despacho el próximo 30 de junio.
INFORMACIÓN puntual, en La voz de Galicia y 20minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.