2.4.07

A Coruña: Ejemplo de sociedad civil "domada"

El individualismo, como medida de protección, es la versión contemporánea de la resignación
No es un fenómeno exclusivamente coruñés ni gallego, pero sirve de ejemplo: La Asociación de Vecinos del Barrio de Los Rosales, de A Coruña, se ha reunido este fin de semana en asamblea general. El barrio suma, contando por lo bajo, un millar de familias y, sin embargo, la reunión sólo sumó 46 asistentes: 22 de ellos eran socios de derecho, reconocidos como tales, y otros 24 eran socios recientemente afiliados y, por razones inexplicables e inescrutables, sin derechos societarios.
Tal como era de esperar, la asamblea refrendó a la directiva y todo cuanto quisieron quienes tenían derecho a hacerlo...
El meollo del asunto --al margen de que 24 de los 46 socios sumaran cero-- va más allá del barrio coruñés, de la propia ciudad y de Galicia.
¿Dónde está la sociedad civil?
Las cosas no ocurren porque sí: La pasividad, el pasotismo y el nihilismo tienen mucho que ver con la libertad de la que gozan demasiados políticos.
¿Para qué engañarse?, ¿por qué se exige a los políticos un grado de compromiso del que carece la propia sociedad? El asunto es más grave de lo que parece y tiene enjundia.
Las raíces de este alarmante desarme social son archiconocidas. ¿Conocidas por quién? ¡Por todos a poco que trabajen las neuronas! La izquierda caviar que tan absurdamente crian numerosos socialdemócratas tiene mucho que ver con el desarme de la sociedad civil.
Lo sucedido en la asociación del barrio coruñés es harto ilustrativo, sin menoscabo de que el gobierno municipal de A Coruña sea el paradigma de la izquierda caviar.
Todo se pega, excepto la hermosura...
MÁS INFORMACIÓN, en la bitácora BARRIO DE LOS ROSALES.

2 comentarios:

  1. Desde luego, algo pasa con la sociedad civil cuando 17 vecinos, casi todos ellos señores septuagenarios, deciden la representación de un barrio de diez mil habitantes, en el que el 95% de ellos no llega a la cincuentena.

    Pero esto está empezando a cambiar, precisamente por la aparición en escena de las tecnologías de la comunicación en el barrio. Ahora, toda la ciudad está al corriente de lo que se vive en Los Rosales. Políticos, periodistas, vecinos de otros barrios conocen en tiempo real las vicisitudes de nuestro barrio y la verdadera representación del barrio la están llevando todos los vecinos a través de sus comentarios en nuestra bitácora.

    Gracias por hacernos ver la realidad que vivimos, Cristóbal.

    ResponderEliminar
  2. Visito el blog de Los Rosales dos o tres veces por semana y siento sana envidia (vivo en Coruña, pero en mi barrio no hay asociación, ni blog...) Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA:
ImP no publicará injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
ImP sólo publicará los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.