06 mayo 2007

Tunick: 19.000 razones para sonreír

Es una de las principales noticias del día. Las agencias de ¿información? subrayan el sucedido siguiente: ¡19.000 personas han posado desnudas en la Plaza del Zócalo!, en México.
La hazaña (¿?) es fruto de la iniciativa de un estadounidense apellidado Tunick, fotógrafo que debería presentarse como doctor en mercadotecnia.
El acontecimiento ¿cultural? ha batido marcas...
Lo más difícil es calificar o describir las marcas que han sido batidas y lo más llamativo no es que 19.000 personas posen desnudas, ni tampoco merecen mayor atención los atributos expuestos. El tal Tunick debe estar orgulloso [¿de qué?, no lo sé...] y la humanidad... ¡Sonría, por favor! .
Los absurdos, absurdos son, aunque se desnuden o se vistan de seda.
..
Imagen del espectáculo organizado por Tunick. Foto capturada en 20Minutos

4 comentarios:

  1. De acuerdo, es una demostración de inmadurez supina.
    Desgraciadamente este tipo de noticias tienen mucho eco.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues tengo reacciones contrarias con esta acción. Por un lado me pregunto ¿cual es el objetivo final? A mi el desnudo ya me parece motivo de reivindicación en cuanto a que libera nuestros tabues y nos ayuda a ser un poco más libres, no solo de cuerpo, sino de espíritu. El desnudo artístico (no solo el de hombres o mujeres perfectas) me resulta una expresión válida y loable. El cuerpo merece ser homenajeado tanto en su visión vestida como en la desnuda. Soy de los que defienden el nudismo y de los que valoran el arte del cuerpo por el placer del arte.
    Las fotografías de Tunick nos ofrecen un contraste de elementos, normalmente el cuerpo (cuerpos) desnudos frente a otros factores, (edificios, calles, etc). Ha habido ciertos momentos que no he visto el sentido a eso de batir records o ganar popularidad con el desnudo, ya que esto siempre trae polémica y por consiguiente genera fama, dinero, y todo el proceso del negocio que sea. Sin embargo luego lo pienso y creo que la fuerza de la provocación en sí es un valor añadido. Tal vez él se lucre con estas perfomances, pero las fotos que he visto no son para nada grotescas, sino que tienen una fuerza visual que va más allá de lo comercial o de lo grosero, y entonces se acerca a lo artístico.
    Al final llego a la conclusión de que me parece bien su obra, sus montajes, y el echo de que haya reunido a tanta gente en méxico también dice mucho de la gente, de ese deseo de liberarse de tantos complejos y ataduras, de tantos tabus y de tantas tonterías como tenemos a causa de nuestras educaciones.
    Siempre mejor una foto de esta multitud desnuda que de una multitud de mujeres cubiertas hasta lo ojos a causa de una represión moral y religiosa.
    Cuando consigamos librarnos de tantos complejos entonces Tunick dejará de ser famoso, y estas fotos las tomaremos cualquiera con total naturalidad, algo que veo muy difícil, sobre todo en la sociedad tan arcaica en la que nos estamos introduciendo y en la que vamos más hacia atrás que hacia adelante.
    Pero claro, viendo los comentarios en la noticia de 20 minutos, es ya para callarse y dejar de opinar, por no decir para mear y no echar gota.

    ResponderEliminar
  3. Enkil: Después de leer tu texto,y conociendo tu excelente blog, estoyobligado a dejar abierta lapuerta -siquera un resquicio- a la "buena voluntad artística" de Tunick. Aunque a mi, es una opinión personal, me sigue pareciendo absurdo.

    ResponderEliminar
  4. Por el contrario Félix hay un resquicio en mi que coincide totalmente contigo, por el hecho de que siempre nos asaltan las dudas, por el motivo de que no empleamos los verdaderos valores para justificar nuestros actos, porque siempre hay esa dualidad, esos intereses creados, esa doble moral a la que tanto nos han acostumbrado. Peco mucho de confiado, peco de inocente y de querer negar la evidencia de la maldad dentro de un género, en este caso el arte.
    No estás equivocado en tu planteamiento, soy yo que tal vez quiero creer. Pero independientemente del absurdo del acto, independientemente de la falta de rigor artístico o humano que el señor Tunick y los asistentes hayan tenido, está ese empeño mio en creer en la idea, en el fin, en el arte y en el nudismo como algo sencillo y humano. Tal vez vivir en utopías. Pero es la rabia que me da que en todo lo que hacemos haya siempre malas intenciones (que suele haberlas) lo que me obliga a buscarle esa parte positiva. Sin embargo sigo sin entender el concepto que nos ha querido demostrar, aunque yo si tengo mis propias teorías de lo que para mi significa esa comunión de miles de cuerpos desnudos, y para mi está bien.
    Hoy una amiga mia mexicana, una gran mujer inteligente y adulta me hacía la misma pregunta sobre lo acontecido en Mexico, y ella que me aprecia y me conoce (via red y blog) se interesaba por lo que pensaba, y luego me contestaba ella dándome su opinión, ella conocedora de la realidad Mexicana y muy crítica con el poder, y a ella tampoco le había gustado la idea, ni el mensaje, y me lo razonaba de forma que poco podía añadir yo a sus argumentos.
    De todas formas Félix, tampoco es Tulick un artista por el que discutiría demasiado, pero tal vez por lo que significa esa comunión de cuerpos en estado puro si que podría generar debate.
    Un saludo enorme ;-)

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.