30 agosto 2007

El Vaticano y su sección española rechazan la Constitución

Los católicos excluyentes (los que afirman que su moral es la única admisible en Derecho), con el apoyo del Estado del Vaticano y de su sección española, y a través de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza preparan una adaptación del libro de texto oficial de la asignatura Educación para la Ciudadanía.
La iniciativa, aparte de ser absurda porque el texto oficial se limita a difundir los valores constitucionales, enfanga el escenario educativo, social y político y, lo que es peor, abre la puerta a que el resto de confesiones religiosas apliquen similar criterio. ¿O acaso el Vaticano tiene derecho a reinterpretar la Constitución?, o a cambiarla...
Si el Estado (poderes ejecutivo, legislativo y judicial) consiente la zapa de la sección española del Vaticano y de sus organizaciones (órdenes religiosas) y empresas, también deberá admitir que evangelistas, judíos, musulmanes, hindúes y demás credos elaboren sus propios libros de texto; incluidos Legionarios de Cristo o la Iglesia de la Cienciología, entre otros.
En resumen, la Iglesia Católica rechaza la Constitución y abre una brecha social y política de hondo calado.
¿Cuál será la reacción de las instituciones democráticas? Cabe confiar en que el Gobierno, el Congreso, el Senado y los tribunales Supremo y Constitucional serán fieles a la Constitución y evitarán semejante dislate. Mejor dicho, las instituciones del Estado están obligadas a respetar y hacer respetar la Constitución: ¿O acaso el Estado del Vaticano y su sección española están por encima de la carta magna que hace posible la convivencia?
Y una vez más conviene subrayar que ser católico no equivale a ser cristiano.
CON ANTERIORIDAD:

6 comentarios:

  1. Definitivamente ha llegado la hora de revisar los acuerdos con la "Santa" Sede, hay cosas que no son admisibles en un estado de derecho.
    Pena que ahora estén las elecciones a la vista y que una actuación de este estilo pueda utilizarse partidistamente. Esperemos que tras las elecciones alguien ponga los puntos sobre las ies.

    ResponderEliminar
  2. Todo aquel que intente monopolizar "la moral" es un absurdo, sea quien sea...

    Creo que pierden el tiempo...confío en el juicio del pueblo


    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  3. Uf, Félix, ya sabes que a mí la Iglesia me enciende como a una antorcha. Y no precisamente por mi fervor religioso...

    Yo es que estoy convencida de que el Vaticano nunca se creyó lo de la separación de "poderes". Por eso, la Iglesia Católica se erige como la máxima institución moral.

    Es curioso que luego los católicos practicantes critiquen a los fieles de otras religiones por hacer lo mismo que ellos: intentar imponer su corto punto de vista a los demás.

    Bon dia!

    ResponderEliminar
  4. Algún día, este país dejará de ser un Estado aconfesional, para ser un Estado laico. Si hay voluntad política para llevar a la praxis esta pequeña "modificación dialéctica"...

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Puff puff...
    ya sé cual va a ser el libro de texto en nuestro cole!

    ResponderEliminar
  6. Félix,no tengo más remedio que suscribir casi todos tus comentarios y los de quienes han comentado hasta ahora. Sé que no es muy original, pero es lo que pienso. Aún asi no está todo dicho, ya que caben matices.

    - El Concordato es claramente inconstitucional (y hasta creo que pre-constitucional)y hace "siglos" que tendría que haber sido denunciado, revisado, eliminado, anulado... lo que sea. España no mantiene ninguna relación semejante con ningún otro Estado del mundo... y encima tenemos como embajador a Paco Vázquez... en fin...

    - El momento está más que estudiado (ya veo más manifestaciones de los que nunca han estado en ellas... con sus abrigos de visón, ahora que se acerca el otoño) y tenemos "raca-raca" para el resto de legislatura.

    - Y luego hablan de "fundamentalismo" y fanatismo religioso"... es que sólo les falta autoinmolarse ... bueno mejor no doy ideas.

    - No creo que este Estado deje de ser "aconfesional" en la práctica hasta que deje de ser un estado "monárquico". Estoy firmemente convencido de que ambas cosas están más íntimamente ligadas de lo que pueda parecer a primera vista.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.