22 agosto 2007

Incendios forestales: una colección de interrogantes

Hoy, Greenpeace ha hecho público un informe inquietante. Valioso, pero inquietante.
Dando por acertadas --cosa que no es razonable dudar debido a la habitual asepsia política de la organización-- las conclusiones del estudio sobre las causas de los incendios forestales en las Españas, resulta que en el origen de cuatro de cada diez siniestros figura un agricultor o un ganadero.
Imagen difundida por la NASA de los incendios
habidos en Tenerife y Gran Canaria
Es decir, el mayor número de los irresponsables o delincuentes que prenden fuego en el monte son personas que viven en y de la naturaleza. Hay motivos para la reflexión y, en cierto modo, para el pesimismo existencial.
¿Qué futuro tiene el medio natural cuando hay cientos de humanos autodestructivos, egosístas, egocéntircos o simplemente irresponsables y que, para colmo, cuentan con la pasividad o la ineficacia de la Administración?
Según el estudio de Greenpeace, los responsables directos o indirectos y voluntarios o involuntarios de los incendios son:
* 40,41 %, ¡agricultores y ganaderos!;
* 7,83, los imprudentes (tirar colillas encendidas por la ventanilla del coche, por ejemplo);
* 6,77, los Don Importante (personas con responsabilidades públicas);
* 4,97, los pirómanos;
* 4,61, individuos asociales (venganzas, resentimientos, odios, desequilibrios...);
* 4,61, cazadores y el resto hasta el 100 % otros protagonistas de perfil tan variado que es difícil agruparlos en un sólo segmento o grupo social.
No obstante, tal como han advertido los autores del estudio, las cifras y los porcentajes finales son fundamentalmente orientativos, no en vano, plantar fuego en el monte es uno de los delitos en los que es más difícil determinar la autoría sin sombra de duda.
ENLACE a la ePágina de GREENPEACE que ofrece el informe "El perfil del incendiario".

2 comentarios:

  1. Gracias por el enlace, Fèlix. Un buen material de trabajo, y bastante interesante. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Como gran amante de la naturaleza que soy, debo decir que desde que vivo en Galicia, me indigno cada día un poco más.
    He realizado ya bastantes excursiones. Este fin de semana pasado estuve en Peña Trevinca. Lo que sucede en este comunidad es MUY grave. Todo lo que he pisado a lo largo de estos últimos 9 meses ha sido barrido por el fuego. Se ven todavía las raíces requemadas de lo que allí crecía. Ahora, alrededor del pico más alto de Galicia hay montones de canteras. Y donde no hay canteras, se plantan sólo eucaliptos...
    Estoy dispuesta a indagar sobre todo esto. Aunque no me lleve a nada.
    Me hierve la sangre de ver tanta ignorancia, tanta pasividad y tanta estupidez juntas.
    TAmpoco entiendo que en cualquier parte y a cualquier hora (como pasa justo al lado de nuestra casa en Vigo), cualquier persona pueda encender un fuego para quemar rastrojos y otros desperdicios. Impunemente.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.