29 septiembre 2007

Historiador gallego, juzgado por identificar a un golpista

El próximo martes, 2 de octubre, se celebrará en A Estrada (comarca de Terra de  Montes, provincia de Pontevedra) la vista oral del juicio derivado de la denuncia que interpusieron familiares de Manuel Gutiérrez López, que fue alcalde de Cerdedo y participó en la represión que desencadenaron los miembros del llamado Movimiento Nacional, los partidarios del golpe de Estado del 18 de julio de 1936.
Los denunciantes acusan al historiador Dionísio Pereira de difamar al represor por entender que no hay pruebas para afirmar que Gutiérrez participara activamente en los llamados paseos, palabra utilizada para referirse al rapto y fusilamiento sin juicio previo de personas que permanecieron fieles al gobierno legal de la II República.
Las ejecuciones extrajudiciales, crímenes, se practicaron de forma sistemática en numerosos municipios de Galicia y de toda España durante la guerra (1936-39), pero en el caso del país gallego y otos territorios [por ejemplo, en Andalucía occidental y Navarra] el asunto es singularmente grave porque los golpistas y falangistas se hicieron con el poder en prácticamente todo el territorio en apenas un mes.
Pero ese tipo de crímenes no acabaron con la guerra, los paseos se practicaron de forma habitual en toda España hasta bien avanzada la década de 1950.
[En el territorio republicano también hubo paseos durante la guerra]
El juzgado de A Estrada ha aceptado que durante la vista oral se presenten las pruebas sobrevenidas con posterioridad a la denuncia, de modo que también se harán públicos los testimonios en los que se ha basado el trabajo de recuperación histórica que ha realizado y realiza Pereira.
El historiador cuenta con el apoyo de cientos de personas, en su mayoría estudiosos del pasado de Galicia e intelectuales de distinta adscripción ideológica que han suscrito el manifiesto de apoyo al investigador, que también ha sido respaldado por la Universidad de Santiago.
ENLACE a la ePágina de la Asociación pola Memoria Siñor Afranio.
TEXTO de ImP relacionado con el asunto:El historiador Dionisio Pereira, víctima del neofranquismo”.

7 comentarios:

  1. el caso de Dionisio es importante porque si gana seguramente se podrá denunciar a muchos otros asesinos. porque son asesinos. ni más ni menos. no entiendo el pavor de este país a mirar hacia atrás

    ResponderEliminar
  2. Paréceme sentir un dos enormes pes que debuxa Xaquín Marín a esmagarnos mentras seguimos a dicir: outros teñen pes peores.

    ResponderEliminar
  3. Desesperada:
    el caso es que si gana, el resultado será: "en este caso, no se comprueba que haya sido culpable".
    No es ningún triunfo para que se pueda seguir denunciando, simplemente seria alguien que "se ha salvado, por ahora".
    Como acusado de un juicio, el único resultado es que sea o no culpable. Eso no dice nada sobre la culpabilidad de los que lo acusan injustamente.

    ResponderEliminar
  4. Es un lugar-común: la historia la han escrito los ganadores.

    Ojalá que la justicia de tu país cuente con la suficiente independencia como para poner en su lugar a los familiares de Gutiérrez López y proteja al historiador. Eso sería una garantía de que en España se puede decir la verdad, cualquiera que esta sea, sin correr riesgos.

    Es el mejor pronóstico de que se puede ir narrando la verdadera historia.

    Un abrazo.

    P.D.: Mil gracias...

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Qué coincidencia!! Felix se ve que nos gustan temas parecidos. El otro día con lo de la apostasía y hoy con el de Dionisio, sobre el cual escribí yo mi tercer post del blog.

    http://desdelaquintaplanta.blogspot.com/
    2007/06/la-historia-oficial.html

    Realmente la historia no se cierra en este país de hormigas y enanos mentales.

    ResponderEliminar
  6. Me parece que, mientras unos remueven la mierda, otros siguen viviendo en ella...

    No sé si algún día creceremos todos, y este país dejará de ser país y cainita al mismo tiempo, pero me gustaría.

    Un beso.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.