18 septiembre 2007

Un pazo desempolva el interés por la fortuna de los Franco

La intención del Gobierno gallego (PSOE-BNG) de declarar el Pazo de Meirás bien de interés cultural [el inmueble fue regalado por «el pueblo de La Coruña» al general Franco y actualmente es propiedad de sus herederos] ha servido para desempolvar episodios que ayudan a entender ciertas situaciones y que los ciudadanos se interesen por ellas; lo que en un país como España no es fácil porque está muy arraigada la virtud de "mirar para otro lado" y goza de elevado predicamento el "ande yo caliente", actitudes propias del individualismo que tanto y tan bien cultivó el franquismo.
Carmen Polo Martínez-Valdés y el general Franco en una imagen tomada
en 1949 con motivo de su estancia en Vilafranca del Penedès (Catalunya).
La foto ha sido capturada en TOTS ELS NOMS 
Entre otros episodios desempolvados en A Coruña, que era la capital estival de la "España una, grande y libre" debido a las estancias del Caudillo en su patria chica, todavía hay quienes recuerdan la inquietud con la que la mayoría de los joyeros vivían las estancias en el noroeste de la esposa del general, Carmen Polo.
Las visitas de la señora Polo de Franco llegaron a ser tan onerosas que el gremio de joyeros selló un acuerdo: repartirse entre todos el coste de las piezas que la generala adquiría... Algo similar ocurría en Barcelona y otras ciudades frecuentadas por el muy católico matrimonio.
Todavía quedan testigos de que las joyerías honradas con la visita de Carmen Polo recibían horas después o todo lo más tardar al día siguiente la visita de un emisario de la Administración o del Movimiento Nacional para invitar al propietario del establecimiento a que tuviera el detalle de renunciar al cobro de cuanto hubiera comprado la esposa del Caudillo.
El Pazo de Meirás llegó a manos del dictador mediante un procedimiento todavía más sangrante: las donaciones forzadas, la mayoría de las cuales fueron realizadas voluntariamente vía nómina porque así, para colmo, el mérito era del empresario de turno... ¡o del párroco!, pues hubo templos donde también se organizaron colectas con tan noble finalidad. 
Sin embargo, las propiedades y la fortuna de los Franco van mucho más allá de las joyas y de un pazo que había tenido cierta "relación" con el galleguismo y que permanecía convenientemente olvidado en Meirás, lugar del municipio coruñés de Sada.
Ahora, la más que probable declaración del pazo como bien de interés cultural, unida a la iniciativa impulsada por el Bloque Nacionalista Galego (BNG) para que la Administración compruebe qué obras o arreglos han hecho los Franco en la ex residencia de Emilia Pardo Bazán [histórica propietaria del inmueble], han suscitado el interés de miles de personas en toda la Península e incluso al norte de los Pirineos... ¡hasta The times ha tratado el asunto!
Los interesados en saber, siquiera aproximadamente, a cuánto asciende la fortuna de los Franco pueden leer el texto Los Franco: un emporio empresarial, del que es autor Juan Luis Galiacho, colaborador de la web e-Defensor.
..
ACTUALIZACIÓN (24 septiembre 2007):
Izquierda Unida ha propuesto oficialmente que los herederos de Franco devuelvan el patrimonio acumulado por el Caudillo durante la dictadura.

6 comentarios:

  1. En muchos paises, cuando se acaba con la dictadura, los herederos salen por patas, y sus cuentas bancarias y posesiones se recuperan.

    En este pais al contrario que en los demás, a los nietos se les sigue llenando el bolsillo y se les rien las gracias.

    ¿Hasta cuando c...?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. a mí me parece increíble que los bienes de un dictador no hayan sido confiscados, como él y sus secuaces hicieron con los de los republicanos.

    ResponderEliminar
  3. La transición ha sido sacralizada por casi todos, pero lo más doloroso es que haya sido sacralizada hasta por parte de las víctimas de la barbarie. Esto --la actitud del PSOE y de parte del PCE, Carrillo acabó en el PSOE-- explican en cierto modo porque siguen en manos de los ladrones gran parte de las propiedades que robaron.

    ResponderEliminar
  4. ¿Todavía sigue recibiendo la fundación de este señor una subvención estatal?

    ResponderEliminar
  5. Hace una semana intentaba explicarle esto a una amiga mía inglesa. Pero ella no entendía nada de nada. Le parecía todo una estupidez. Alucinaba la chica.
    Le voy a enviar este artículo para que se aclaré un poco o acabe poniéndose verde.
    Estoy de acuerdo con lo de Carrillo, confundió su sed y ego de estadista a media jornada con la realidad histórica y su complejidad.
    Realmente imperdonable.

    ResponderEliminar
  6. A Scriptorum54: Sí, la fundación que honra la memoria del golpista sigue estando subvencionada con dinero público. Algo así como si una fundación Hitler fuera cofinanciada por el Gobierno alemán y otra dedicada a Pol Pot fuera subvencionada por el Ejecutivo de Kampuchea. En fin, otra demostración de que algunos confuden democracia y tolerancia con no se sabe qué, ¿o acaso es lógico subvencionar a quienes, si pudieran, derogarían el Estado de Derecho democrático?

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.