17 octubre 2007

En el País Vasco habrá elecciones anticipadas...

...salvo que Ibarretxe incumpla su palabra
..
El pasado día 28 de septiembre el jefe de Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, afirmó que si en junio del 2008 el Parlamento Vasco no ratifica un hipotético acuerdo con el Gobierno central para celebrar un referéndum de autodeterminación en octubre del mismo año, él dará por finalizada la legislatura y convocará elecciones autonómicas anticipadas.
En resumen: salvo que ambos, tanto Ibarretxe como Rodríguez Zapatero, quiebren la legalidad o el presidente de Gobierno central y su grupo (PSOE) se avengan a reformar la Constitución, en otoño del próximo año habrá comicios autonómicos.
Es inevitable.
Las elecciones, pues, están a la vuelta de la esquina e Ibarretxe lo sabe perfectamente, pues hasta él --que parece sufrir un ataque de retórica arzallista-- sabe que el Gobierno carece de poder legal suficiente para pactar con una comunidad autónoma la convocatoria de un referendo de autodeterminación y, no sólo Ibarretxe sino todos los ciudadanos españoles sabemos que la mayoría de cuadros del PSOE son, en mayor o menor grado, nacionalistas españoles y su partido no aceptará reforma la Constitución para que una consulta ponga en riesgo la pertenencia al Estado de un territorio. 
¿A qué obedece entonces la iniciativa del Gobierno vasco?; conviene subrayar que la iniciativa es del Gobierno vasco, no sólo de Ibarretxe.
¿Acaso el PNV disfruta en los callejones sin salida?
En la reunión que ayer tarde mantuvieron Rodríguez Zapatero e Ibarretxe, el presidente del Gobierno central fue claro: «Las propuestas políticas sólo tienen el camino de la legalidad y de la Constitución», en alusión a la contrapropuesta de debatir la reforma del Estatuto vasco que sigue pendiente.
Rodríguez Zapatero, por si acaso, añadió que iniciativas como la de celebrar un referendo de autodeterminación «sólo puede autorizarlas el Estado», en alusión a la Administración central,  lo cual, en rigor, es incierto, pues previamente debería ser reformada la Constitución.
Dicho de otro modo: Desde una óptica legal es imposible que el Gobierno dé luz verde a un referéndum de autodeterminación, sea en Euskadi o en Castilla.
 Así las cosas, hay dos cuestiones a debatir , si es que de debatir se trata:
1ª ¿Qué persiguen el Gobierno vasco y el PNV con este órdago?, y
2ª ¿Algún día primará a sensatez en los partidos españoles y reconocerán que las tensiones identitaras que se registran en Eskadi y Catalunya [en Galicia también, pero en grado menor] sólo son superables por vía democrática?; es decir: con decisiones adoptadas por la mayoría de los ciudadanos, que son las únicas que pueden zanjar definitivamente ese tipo de contenciosos políticos.  
[Por cierto, cabe confiar en que los portavoces del nacionalismo español radical (Aznar, Rajoy, Aguirre, Zaplana y demás miembros del PP-sector bronca) hayan extraído conclusiones. ¿Por ejemplo? Pues por ejemplo, que no hace falta recurrir al alarmismo españolista para decirle a Ibarretxe que su iniciativa carece actualmente de base legal y que, por tanto, en el escenario actual es inviable]
Lo lógico, aunque ya se sabe que la lógica y la política partidaria hacen pocas migas, sería que Ibarretxe ya diera por terminada la legislatura y convocara comicios autonómicos y, de paso, en el PSOE se abriera un debate realmente político y riguroso sobre cómo afrontar el problema "guadiana" que acusa el Estado español desde hace decenios y más decenios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.