27 noviembre 2007

«Los catalanes tenían que estar todos muertos»

Marisol B., profesora del colegio Santo Ángel de Zújar (Granada), ha batido marcas de insensatez y xenofobia al espetarle a un niño lo siguiente: «Los catalanes tenían que estar todos muertos».
Sin embargo, con ser deleznable la actitud de la docente --que para colmo ya había sido denunciada en anteriores ocasiones por sus obscenidades y desmanes verbales--, lo más inquietante es que el delegado provincial de la Consejería de Educación de la Junta andaluza, Antonio Lara, ha acusado a los padres de alumnos de haber «ido muy ligero» al exigir medidas inmediatas contra la profesora.
Es más, Lara ha llegado a decir que «hasta el momento, no ha hecho nada mal la docente». Y para redondear, ha añadido: «Ha podido tener alguna actitud que haya parecido mal a los padres, pero eso no significa que haya cometido irregularidad alguna. Buscaremos la solución más conveniente».
¿Conveniente para quién?, ¿para los niños o para la maestra que incita a la violencia?
Decida lo que decida la Junta andaluza con relación a la docente, el delegado de Educación en Granada debería ser cesado ipso facto --¡su cargo es político, no laboral!--, salvo que el partido gobernante en esa comunidad (el PSOE) considere permisible la aberración de la profesora y la no menos aberrante actitud del delegado.
Tal como están las cosas, lo único que falta es que expulsen a los alumnos por no reír la gracia de la maestra y multen a los padres por criticarla.
INFORMACIÓN puntual, en Ideal de Granada.

7 comentarios:

  1. bueno bueno bueno.... esto supera la realidad para convertirse en ficción, ¿no será publicidad de un nuevo vídeo juego en el que, en vez de negros, mujeres y ancianos, se cargan catalanes? visto lo visto, ¡ni me extrañaría! pero esta gente de dónde sale?

    ResponderEliminar
  2. Desesperada, sin duda: de las cavernas. Donde aún habita gran parte de la población española.

    Sería mejor que conociésemos mejor a nuestros queridos compatriotas y no nos sorprediésemos de las barbaridades que se pueden escuchar en cualquier conversación informal, dichos como chascarrillos.

    Si encima se jalea la insensatez desde las ondas de radio...

    ResponderEliminar
  3. pero... ¿esta "profesora" estará en sus cabales? O como dice un amigo mío en cuanto oye cosas así,
    -Esta fumó hierba, y de la bueeena...
    ¡¡Que barbaridad!! ¿Quien le daría el título para ejercer?
    Cuando menos, es sospechoso lo del título académico.

    ResponderEliminar
  4. Cuando leí la noticia me quedé con cara gilipollas. Sí, así de claro. No doy crédito. Lo peor de todo es que ni a la profesora se le abrirá un expediente ni al fulanito éste bocazas le harán dimitir o algo por el estilo. ¡País! Grrrr!

    ResponderEliminar
  5. Vaya, y no me extrañaría nada que su "desafecto" para con los catalanes tuviera su origen en algun desplante amoroso...

    Porque esas cosas son tan irracionales como estúpidas.

    Lo peor de este caso es la actitud del delegado de Educación.

    ResponderEliminar
  6. Hola, soy el padre de uno de los niños que tuvo esta profesora en Las Gabias (Granada).

    Algunas lindezas que hizo donde estuvo el año pasado:

    -Cogió de los brazos a un niño inmigrante de origen rumano y a la vez que lo zarandeaba le dijo que no entendía porqué toda la mierda tenía que venir a España. Este hecho fue presenciado por una madre. Luego cogió al niño del brazo y se lo llevó con ella al sentirse descubierta.

    -Exigió a padres que le firmaran documentos por los cuales renunciabaran a derechos educacionales del niño como aula de apoyo, logopedia o psicólogo del centro

    -Arrancó y tiró a la basura material didáctico que estaba en las paredes de un aula en una sustitución a un profesor enfermo porque no le gustaba y le daba miedo. Eran fotografias de animales y esquemas del esqueleto humano.

    -Tiró libros, cuadernos y material escolar de los alumnos al suelo a la vez que volcaba las mesas de éstos porque no habían cumplido con la tarea que ella desmesuradamente les envió a sus casas. Esto también fue en una sustitución.

    -Obligó a un niño a copiar casi un libro entero en una tarde para la revista del colegio cuando los trabajos para esta revista deben de ser voluntarios y originales. Este niño era hermano de uno de los niños que estaban en su clase cuando fue denunciada y se lo mandó en venganza ya que sus padres fueron firmantes en dos de las denuncias.

    -Insultó y humilló gravemente a una compañera suya en un aula y delante de los niños porque le había sustituido mientras ella estaba de baja.

    -Dijo a los padres que en tiempos de Franco la educación era completamente ejemplar y que los niños necesitan “mano dura”.

    -Las mesas de la clase debían de estar perfectamente alineadas y si alguna no lo estaba le pegaba un caderazo hiciera lo que estuviera haciendo el niño. Luego le arrancaba la hoja porque dicía que estaba mal hecho porque tenía un rayón y les hacía repetir toda la hoja (ese rayón lo ha provocó ella con su culazo)

    -La fila de su clase la llevaba con disciplina militar (no se podía levantar el brazo más de cierta altura) y si algún niño se distraía lo empujaba a cogotazos en la cabeza.

    Podría seguir, pero no se puede estar escribiendo todo el día (y vosotros tampoco leyendo) Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Esa señora se ha equivocado de profesión.
    Mejor estaría en la legión...

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.