05 febrero 2008

La derechona amenaza a los "populares" centristas

La ofensiva de la derechona para hacerse con el control total del Partido Popular (PP) sigue adelante. Un militante de Nuevas Generaciones (NN GG), la organización juvenil de los populares, ha sido detenido y acusado de amenazar de muerte a un compañero de filas, concretamente a un miembro de la dirección valenciana de NN GG: «Te voy a rajar el cuello, sé donde vives».
El presidente del PP valenciano y
el arzobispo de la ciudad del Turia
Esa frase es una más de las amenazas más o menos veladas de las que han sido víctimas varios afiliados de NN GG que en el seno de la organización son mal vistos por ser miembros de lo que se ha dado en llamar centrismo liberal.
Los denunciantes consideran que los hechos forman parte de la tensión pre-congresual que se vive en el seno de NN GG de Valencia; rifirrafe interno en el que juega un papel destacado la secretaria general del Instituto Valenciano de la Juventud, Belén Hoyo, militante de confianza del presidente provincial del PP, Alfonso Rus, que ha quitado importancia a lo sucedido con palabras propias de un buen padre: Son cosas de niños.
El denunciado --al que calificar de niño o de joven es ridículo porque ya tiene 28 años; es decir, que no es o no debería ser un inmaduro-- reside en Valencia y fue puesto en libertad horas después de la detención con la obligación de comparecer periódicamente ante el juez.
No obstante, la derechona es pertinaz, como las sequías franquistas, y los centristas de NN GG siguen recibiendo amenazas.
Pero la cosa no se queda ahí:
¡El amenazado que denunció los hechos a la policía ha sido expedientado y la dirección del PP sopesa la posibilidad de expulsarlo del partido!
¿Será acusado de chivato?...

6 comentarios:

  1. Si lo expulsan, saldrá ganando.
    Aunque demostraría tener más sentido común yéndose por su propio pie de ese partido.

    Con la mafia hemos topado, amigo Félix.

    ResponderEliminar
  2. "son cosas de niños". Así estamos en los centros educativo. Luego echarán la culpa a la LOGSE, LOE Y EpC. Estos señores de altísimo nivel intelectual (leer carta de Juan José Güemes en elpaís.com de hoy)nos dan ejemplo con estas peleas de niños. Si no fuera por ello... ¡qué sería de nuestra Patria!

    ResponderEliminar
  3. El "espíritu de cuerpo" es una deformación que suele aparecer en las organizaciones a lo largo de su existencia. Este espíritu es lo que establece la "ley de silencio" dentro de una organización respecto a sus integrantes más corruptos y a solidarizarse con el en caso de que sea descubierto. Así actúa la iglesia, por ejemplo, al proteger a aquellos de sus miembros acusados de pedofilia, o el ejercito cuando uno de sus miembros es acusado por parte de las autoridades civiles. Callan, protegen, obstaculizan la investigación, creyendo que asi protegen la imagen de la organización aunque, en realidad, la dañan.
    Este comportamiento es el que vemos aquí. El denunciante a roto el "espíritu de cuerpo", ha ventilado los asuntos privados, por lo cual ha de ser castigado ya que es el denunciante, y no quien comete el delito, el responsable de que la opinión pública se haya enterado de estos hechos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Yo me esperaba al ver el título de su post una dura crítica a la derecha y me encuentro con una anécdota que me importa un pito y que no me aporta nada. Usted perdone.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. A/at. Alberto Esteban: De entradam, debo precisarle que no es mi objetivo central hacer "duras críticas" a la derecha.
    Sí es mi intención como bloguero (esto es un blolg, no una web con personal dedicado profesionalmente a la crítica ideológica) comentar "anécdotas" que considero significativas; como es el caso del caínismo que aflora en el PP.
    La anécdota en cuestión, anécdota al cabo, la he comentado porque sirve para evidenciar --siquiera circunstancialmente-- que Ruiz-Gallardón no es el único político de derechas o de centro-derecha que es marginado por la derecha extrema que actualmente controla el PP --con mayor o menor ropaje intelectual, que de todo hay--.
    Dicho esto, tiene usted razón: se trata de una anécdota, pero tan representativa de una situación determinada como otros hechos que han sido magnificados debido a la trascendencia de los protagonistas.
    Que a usted le importe un pito la anécdota o el asunto en su conjunto es una variable en la no debo entrar. El grado de "importancia" que cada cual da a los hechos obedece a valoraciones personales que, valga la redundancia, personales son.

    ResponderEliminar
  6. Respondiendo a Alberto Esteban, diría que una dura crítica es algo que puede, o no, estar justificada. Durante mucho tiempo hemos visto a miembros del PP hacer duras críticas al gobierno actual, la mayoría de ellas totalmente infundadas o carentes de contenido. En este caso, lo que creo ver es una justa crítica a un determinado hecho que por anecdótico no deja de tener importancia, porque si un partido no respeta el derecho de sus propios simpatizantes y miembros poco respetará el derecho de quienes no lo son.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.