11 marzo 2008

Dos posibles "jubilaciones" bien distintas: Llamazares y Rajoy

Aunque hay empeño en culpar a Rajoy, la derrota del PP es de todo el equipo
..
Apenas 24 horas después de conocer los resultados del 9-M, la mayoría de los analistas --incluidos los de los propios partidos-- ya han abierto el debate sobre el futuro de los líderes de las formaciones que han sido derrotadas o que no han alcanzado los objetivos previstos.
Los dirigentes que motivan más cábalas y lucubraciones son dos: Llamazares (IU) y Rajoy (PP), el primero ha protagonizado un batazaco morrocotudo y el segundo, una frustración.
Curiosamente, de los líderes de ERC, PNV o CC-PNC apenas se habla pese a que estas tres formaciones --sobre todo la primera-- han sufrido notables reveses. Hilando fino también hay quienes incluyen en la lista de perdedores a Ruiz-Gallardón, pues el PP madrileño ha superado con facilidad pasmosa la crisis --al parecer más mediática que real-- abierta tras la negativa de la dirección a que el alcalde de Madrid figurara en un puesto de salida en la candidatura al Congreso.
..
Los personalismos se pagan caros
En todos los casos, sin embargo, resulta un tanto chocante y, en principio, poco constructivo que el origen y las causas de las derrotas y de las frustraciones se busquen solo y exclusivamente en una persona; inclinación esta que es doblemente sorprendente en el caso de IU, federación de organizaciones en la que las responsabilidades están ampliamente repartidas y descentralizadas. Esta actitud tiene, no obstante, una explicación: los personalismos se pagan caros.
En el caso de IU, ante la gravedad de lo ocurrido y por razones de sanidad organizativa Llamazares ya debería haber dimitido.
Puestos a señalar candidatos y responsables de campaña fracasados también es posible señalar algunos en el propio PSOE. Hay circunscripciones en las que la pérdida de votos o la frustración ante las expectativas creadas han sido notables; como son los casos de A Coruña y Valencia, por ejemplo, cuyas candidaturas estaban encabezadas por sendas estrellas: el ministro de Cultura y la vicepresidenta del Gobierno, respectivamente.
..
La amargura de administrar una dulce derrota
Pero el fenómeno más extraordinario se vive en el PP, máxime si se tiene en cuenta que ha mejorado los resultados del 2004; mas no ha ganado, posibilidad esta de la que estaban plenamente convencidos numerosos dirigentes y miles de militantes que, como mucho, sólo estaban dispuestos a admitir una derrota por la mínima, por dos o tres escaños a lo sumo.
De hecho, ayer mismo ya había medios que echaban leña al fuego interno popular. Y la feria seguirá, ¡seguro!
Cuadros del PP dan por hecho que Rajoy dimitirá --personalmente, lo dudo--, aunque a renglón seguido subrayan que lo hará sin que haya sombra de reproche ni de rendición; lo cual, inevitablemente, requeriría medir los tiempos y las formas.
Administrar derrotas dulces no es tarea fácil ni plato de gusto, mucho menos para quien ya ha administrado la del 2004.
..
Esperanza Chaning Aguirre es la favorita
¿Quién recogerá el testigo de Rajoy? Sin duda, hoy por hoy la opción más y mejor respaldada es la de Esperanza Aguirre, aunque en la trastienda también se habla de Camps, Acebes… ¡e incluso hay quienes ansían el regreso de Aznar!
En fin, tras la singular dimisión-no dimisión de Llamazares y los previsibles cambios en la cúpula de ERC, parece que Rajoy es, paradójicamente, la pieza más codiciada entre los miembros de su propio partido, en el que los sacrificios terapéuticos (Hernández Mancha, Verstringe, Herrero de Miñón, Cuiña Crespo, Ruiz-Gallardón, etcétera) se solapan con las plácidas designaciones a dedo --la última fue, precisamente, la de Rajoy.
..
Viñeta de Pinto & Chinto

2 comentarios:

  1. Joan Puigcercós (ERC) deja el gobierno autónomo para dedicarse al partido. Carod se compromete a terminar la legislatura con el tripartito.

    El congreso de ERC, que estaba previsto para otoño, se adelantará al mes de junio.

    ERC ha sido una gran desilusión para muchos votantes "históricos" de este partido... ya veremos cómo sale de ésta.

    ResponderEliminar
  2. Como pongan a Espe...¡Estoy deseando ver esos debates!. Yo pondría a Pablo Carbonell de presidente del congreso a ver si le puede sostener la mirada después de su "relación" en Caiga Quien Caiga.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.