08 marzo 2008

ETA mata, alimenta pasiones, oscurece inteligencias e ilumina la "caverna"

Han asesinado a un militante del PSE-PSOE en Arrasate-Mondragón (Gipuzkoa).
La película del crimen, dando por cierto que el criminal es miembro de ETA, sirve para alimentar el maniqueísmo y la simpleza, lo que condiciona la inteligencia de los principales partidos políticos y de amplios sectores de la sociedad civil. Los significados políticos del crimen son los que son: ¡ninguno!
La reacción ha satisfecho a ETA, pues se ha generado la percepción de que el crimen es un acto político. Pocas veces en la historia de los Estados democráticos de Derecho modernos se registran estupideces tan absurdas.
Hay Estados democráticos --en su acepción tradicional y generalmente aceptada-- con larga experiencia como tales que han recurrido a lo que fuera preciso para acabar con fenómenos similares a ETA y si ha sido preciso, han echado mano de los servicios de inteligencia y de las acciones más sucias.
..
Otros modelos
Otros Estados democráticos, cuyos métodos son menos conocidos pero también efectivos (por ejemplo, Holanda, Suecia, Dinamarca o Portugal), han optado por dejar que los violentos y sus aliados se ahorcaran con la cuerda de la participación política.
Por el contrario, en el Estado español --con una clase dirigente en la que todavía abundan los individuos marcados por el franquismo-- la inteligencia política e institucional es floja, por lo que la mayoría de la clase política sigue empeñada en hacer política con ETA para lapidar al contrincante... ¡y sacar pecho!
De hecho, social, política e incluso económicamente son más sangrientos y dañinos para el sistema y para la sociedad en su conjunto el incumplimiento cotidiano de las normas de seguridad vial, las agresiones domésticas o la usura, entre otros males... ¡Pero nada como un atentado de ETA para hacer política tan estéril como mediática!
Ayer tarde las mixtificaciones se llevaron a tal extremo que la mayoría de los partidos incluso suspendieron la campaña electoral. Es decir, los dirigentes políticos estiman conveniente que la acción de un "enajenado" paralice la vida política.
Pocas veces un grupo de fanáticos ha dispuesto de tantos altavoces.
..
¿Dónde va Vicente?, donde va la gente...
Tras el rosario de obviedades que se escuchan desde hace doce horas en boca de los comentaristas de las emisoras de radio y TV, durante la jornada de reflexión previa a las elecciones del 9-M saldrán a la calle cientos de miles de periódicos con comentarios que, para redondear la faena, engrandecerán los falsos significados políticos del crimen.
Cuando un asesinato --que no un magnicidio-- condiciona la normal actividad política de un país democrático es porque la democracia es inmadura o está enferma.
¿Será posible que ningún dirigente político o social con permiso para difundir opiniones a gran escala se dé cuenta del gravísimo error que supone conceder tan hondo calado político al asesinato de una persona?, ¿será posible que ningún columnista o comentarista con licencia para opinar urbi et orbi advierta de que el único triunfo de este tipo de delitos consiste en condicionar la vida política?

14 comentarios:

  1. Desafortunado Félix en tus ideas y desafortunado en tus sentimientos. Tu si haces política del asesinato de un hombre. No hay mas que política en las palabras de tu artículo y ningún gesto, por repetido e inútil que sea, que hable de la humanidad rota, porque no es otra cosa.

    No es un enajenado el que mata a Isaías, es un grupo que no te deja hablar en la calle, que te mete miedo si muestras una opinión pública, que te coacciona en las instituciones, que te señala en los bares...

    Desafortunada política que sólo he leido en tu blog... Primero hay un problema humano, el de una familia, luego viene la condena, que es tanto como decir dónde está uno, en que lado. Porque leyéndote parece que estás por encima del dolor, de la sociedad y del cielo. Juzgas, y aprovechas un dolor para dar un mitin personalista.

    Te leo siempre, y está vez... no te entiendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me alivia leer tu post hoy. Es un antídoto para lo que llevo escuchando y leyendo las ultimas horas.
    Gracias, siempre te doy las gracias, pero hoy más.
    Impecable post.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo, hasta que no dejemos de dar relevancia a una banda de asesinos no seremos una sociedad madura. Y para no ser desafortunado en ideas y sentimientos diré que condeno el atentado, muestro mi más sentido dolor y acompaño en la lejanía a la familia de Isaías, a los socialistas de Mondragón y a todo el pueblo vasco. Pero suscribo todas las palabras de Félix Soria.

    ResponderEliminar
  4. De todos los medios (prensa, radio y televisión) que he leído ninguno se acerca más a la realidad que el tuyo. Sinceramente admiro esa capacidad para ver las cosas como son. Cuanta razón tienes, que enferma está nuestra sociedad, que ciega. Pero los políticos no son sino el resultado de nuestras miserias, ni ellos tienen la culpa. Somos nosotros quienes entramos al trapo y permitimos que esto pase. Ojala más voces como la tuya se pudieran escuchar, se entendieran. Coincido plenamente en todo lo expuesto.
    Saludos desde la tristeza de la sinrazón.

    ResponderEliminar
  5. Coincido con tu línea de pensamiento Félix, el asesinato en un Estado Democrático jamás ha considerarse como una forma de hacer política sino como un crimen. Considerar que puede hacerse política matando gente es la mejor forma de apuntalar al terrorismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No puedo estar más de acuerdo con tu entrada, excelente Félix.

    ResponderEliminar
  7. Kaos, el dolor queda para la familia.

    No pienso decir "donde estoy" cada vez que éstos animales hacen de las suyas.

    Como bien dice Félix, todos los paises maduros han conseguido eliminar esta lacra, nosotros, gracias a nuestros dirigentes reyes de la demagogia, seguimos con ella.

    ResponderEliminar
  8. A Kaos:
    No pretendía hablar de sentimientos, sino de política, pero no de la "política" de ETA --que no la tiene-- sino de la política de los partidos ante un asesinato que es un crimen carente de sentido político.
    Si quisiera hablar de sentimientos hablaría de la familia destrozada, naturalmente, y se me volverían a humedecer los ojos como ayer a mediodía... Pero no quería expresar lo que sentimos todos porque en esto, en el sentimiento, creo que sí hay consenso y no es preciso bañarnos una y otra vez en las lágrimas para demostrar lo que es innecesario demostrar y todos sabemos y sentimos (salvo los "amigos" de los criminales).
    Es más, insitir en esas demostraciones es políticamente nefasto.
    Te equivocas al decir que estoy por encima del dolor, ¡para nada!, pero me lo guardo, es mío y no me parece útil engrandecerlo poniéndolo encima de la mesa.
    Tampoco doy mítines personalistas; esto es un blog más y su contenido es la expresión de pensamientos, razonamientos y a veces --sólo raras veces-- sentimientos, y siempre personales, inevitablemente personales.
    Los mítines son para convencer y no es esta mi intención, para nada; me limito a decir lo que pienso y en este caso escondiendo premeditadamnete mis sentimientos.
    Los gestos personales sobran cuando uno trata de analizar las cosas con frialdad. Y en todo caso, si de llevarnos por los sentimientos se tratara, todos los días hay motivos para sentir dolor. Hace apenas una semana cuatro salvajes mataron en menos de 24 horas a sus respectivas compañeras (ex o actuales) y, si de sentimientos se tratara...
    No, no quería hablar de ese dolor diario, sino de la racional frustración que siento al comprobar una vez más que los partidos parecen empeñados en politizar los crímenes de ETA pese a que --no nos engañemos-- son simples crímenes y nada más que crímenes.
    Todos los días tengo motivos para sentir dolor por hombres y mujeres masacrados y rotos, y ayer --aparte de dolor-- lo más singular y notable no era el sentimeinto que compartíamos la inmensa mayoría, sino esa frustración racional al comprobar que los partidos siguen alimentando lo que no existe: una ETA que hace política.
    Hace años y años que los etarras NO hacen política, ¿por qué he de darles esa categoría?, ¿por qué he de sentir por la víctimas de unos criminales un dolor más significativo que el que siento por las víctimas del resto de ignominas humanas?
    Y en mi opinión te equivocas al negar que los etarras sean unos enajenados. Son criminales y humanamente están enajenados, viven fuera de la realidad, han construido su realidad y se "refugian" en ella, al igual que lo hacen otros criminales, actúen solos o en grupo.

    ResponderEliminar
  9. Coincido plenamente contigo. No se suspende un acto democrático como una campaña electoral si no es realmente por una razón de peso o de estado. En este caso no me parece que lo sea, como tampoco lo son o lo han sido las víctimas de accidentes de tráfico que, también hoy como ayer, mueren en nuestras carreteras. En efecto, la banda terrorista ha alcanzado su objetivo, que no es otro que se hable de ella cuando sabe que sus acciones pueden tener mayor repercusión mediática. Si es verdad que no debe permitirse que el terrorismo marque la agenda política y social del país, empecemos por no dar carta de naturaleza política e informativa a crímenes "políticamente" equiparables al asesinato o el maltrato de mujeres, la pederastia o el secuestro. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Félix, como casi todos han constatado, esta entrada es necesaria, se aleja de los absurdos estereotipos que solemos leer. y coincido plenamente contigo en el planteamiento que haces.

    ResponderEliminar
  11. Félix, quizás necesitaba haber leido tu comentario junto con tu post, para decirte que si, que estoy de acuerdo contigo.

    Te sigo leyendo y... ahora te entiendo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. A Kaos:
    Respeto tu opinión más de lo que quizá crees. El sentimiento, aunque yo procure relativizarlo, es esencial. Sin sentir somos menos, pero demasiadas veces el sentimiento perjudica la razón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. No comenté en su momento por falta de tiempo.
    Coincido contigo plenamente.
    Por eso en algún que otro blog, dejé escrito que, lo que al final parece, es que ciertos partidos políticos más que otros necesitan de ETA, y viceversa, para hacerse valer.

    El día que traten a los etarras como meros criminales, empezaremos a entrar en razón. Y es que ni los que estuvieron vinculados a ETA en los años 70 apoyan a los que asesinan ahora en su nombre...

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Coincido plenamente con la entrada original y con el comentario de Migramundo, en el sentido de que debería analizarse la forma en que se edita una noticia sobre un atentado terrorista. Aunque es algo difícil y complicado, porque ante el hecho definitivo de la muerte no solemos saber cómo responder. De todas formas, creo que debería de haber un acuerdo entre los directores de los medios informativos para que el tratamiento sobre las noticias acerca de asesinatos o muertes tengan un contenido digno, didáctico, que sirva para condenar la miserable acción de un hombre que mata a un semejante. No me parece adecuado, en mi modesta opinión, que se dedique tanto espacio en los periódicos, tantos minutos y cúmulo de imágenes en los telediarios a estos hechos criminales, porque una esquela es mucho más sintética que tantas palabras. Cuánto más se habla de un asunto, como lo estoy haciendo ahora, es porque le damos importancia, es verdad, y porque nos preocupa de sobremanera. Sin embargo, y afortunadamente, el resultado de las elecciones en España le han dado luz verde a la democracia y le ha asestado una puñalada, como debe darse, a los que se quieren imponer con la muerte de inocentes, asesinados por de la vil cobardía de los que no llegan a subirse al umbral de lo humano.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.