31 mayo 2008

Palencia: Aspas "tóxicas", mujeres envenenadas e Inspección ineficaz

A fin de reparar aspas de molinos eólicos, la empresa Guascor, subcontratada por Gamesa, instaló una carpa en el parque eólico de Angostillos (Hornillos de Cerrato, provincia de Palencia) y contrató a 45 mujeres, que saltaron de alegría pese a que el trabajo era duro, pues estaba bien pagado si se compara con los salarios que corren, ¡les anunciaron un salario de 2.000 euros mensuales!
La labor consistía en corregir defectos en las palas de los molinos, taladrando el material e inyectando resinas selladoras para luego lijar las piezas y pintarlas.
A los pocos días de iniciar la labor varias trabajadoras empezaron a sufrir problemas de salud: dolores de cabeza, hemorragias nasales, irritación de garganta y ojos, mareos, etcétera. Esos y otros inconvenientes se fueron extendiendo a casi toda la plantilla, con mayor o menor virulencia. A siete de ellas incluso se les interrumpió la menstruación, y dos llegaron a tener problemas respiratorios tan graves que precisaron la ayuda de bombonas de oxígeno.
..
Decisiones médicas singulares y bajas no declaradas
«En principio, cuando se mareaban, les hacían descansar y si no se recuperaban las mandaban al médico de la mutua; el cual, curiosamente, no daba de baja a las enfermas, a las que se les permitía quedarse en casa descansando», ha relatado el portavoz de Comisiones Obreras (CC OO) de Palencia. En ocasiones, las enfermas faltaban más de tres días al trabajo sin causa legalmente justificada pero Guascor no las despedía. Extraño, ¿no?...
Los médicos de la mutua --quizá para cubrirse las espaldas-- acabaron diagnosticando una alergia de origen profesional, aunque sin precisar sus causas ni desencadenantes.
La situación se prolongó. Casualmente, una de las afectadas conocía a un sindicalista y en CC OO, alarmados por la gravedad de los hechos de los que fueron informados y de las patologías descritas, denunció el suceso. Sin embargo, pese a la gravedad de la situación, Inspección de Trabajo se limitó a encargar una “evaluación higiénica” del lugar de trabajo.
El sindicato, disconforme, exigió la intervención de la Unidad de Salud Laboral de Palencia para que elaborara un informe decente.
..
Productos altamente tóxicos y cancerígenos
Pues bien, al final resultó que los científicos del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (Istas) descubrieron que las patologías sufridas por las trabajadoras se debían a que estaban manipulando disruptores endocrinos y productos cancerígenos. Es más, Istas y CC OO comprobaron que las fichas de seguridad de los productos químicos utilizados para reparar las aspas de los molinos estaban incompletas, de modo que las trabajadoras estaban, sin saberlo, jugándose la salud y acaso las vidas.
Mientras se hacían los informes para determinar qué ocurría, las trabajadoras y trabajadores, casi todos en período de prueba, fueron despedidos con indemnizaciones de entre 150 y 200 euros, aunque a la mayoría les ofrecían 800 euros a cambio de no comentar nada de lo ocurrido.
CC OO presentó denuncia, difundió los hechos, el revuelo fue sonado y, finalmente, Guascor y Gamesa aceptaron correr con los gastos del tratamiento médico de quienes habían enfermado y abonar indemnizaciones superiores.
¿Conocían las empresas los riegos que corrían los trabajadores?:
«Algo debían saber porque, curiosamente, cuando las contrataron no querían a ninguna que tuviera un hijos en periodo de lactancia y obligaban a trabajar a todo el mundo seis días a la semana para acabar cuanto antes», ha recordado CC OO.
Los responsables de CC OO han advertido de que podría repetirse el caso en Granada, adonde al parecer se ha trasladado Guascor, que cerró el centro de reparaciones de Palencia a mediados del pasado mes de febrero. Es más, similares situaciones podrían darse en otros parques eólicos españoles.
..
Riesgo de tener hijos con malformaciones
Han transcurrido varios meses y siete trabajadoras siguen enfermas y a las demás los médicos les han aconsejado que eviten quedarse embarazadas al menos durante dos años, so pena de correr el riesgo de tener hijos con malformaciones.
La Unión de Palencia de CCOO ha presentado una denuncia por vía penal. Pero, ¿usted confía en que prospere?
Por cierto, ¿sabe usted cuántas páginas de periódico, minutos de radio y TV han dedicado los grandes medios de información de ámbito estatal a este suceso?
[Buscando en Internet, sólo he encontrado dos medios que informaran con proporcionada amplitud de tan grave asunto: El norte de Castilla y Diario Palencia; no obstante, en el caso de este segundo rotativo, aunque sé con seguridad que sí informó del escándalo, no he logrado dar con el texto correspondiente en su hemeroteca electrónica]
No nos engañemos, lo que ocurra a las palentinas que trabajaron para Guascor manipulando tóxicos sin protección carece de interés social si se compara con el escándalo que supone excluir a Raúl de la Eurocopa, o con el pleito mediático que protagonizan los dirigentes del PP; ejemplos citados al albur, el primero deportivo y el segundo pretendidamente ideológico.
Y suerte que tenemos un gobierno socialista, del que, por cierto, depende Inspección de Trabajo.

5 comentarios:

  1. Aunque mi blog no es muy serio ni tiene repercusión alguna me veo obligado moralmente a poner un granito de arena.

    ResponderEliminar
  2. Vivimos en una sociedad en las que noticias de este tipo dejaron de sorprenderme. Lo que más rabia me da es que los "piratas" que actúan así suelen tener las espaldas bien cubiertas. Enhorabuena por difundir estas informaciones.

    ResponderEliminar
  3. Una aclaración sobre el tema... ¿la toxicidad era del material de las propias aspas o de los materiales que utilizaban para arreglarlas? Lo digo porque conozco vigilantes forestales en Galicia que tienen su caseta a muy pocos metros de alguna torre y algo les he oído comentar sobre lo "sano" o no de tal situación. Gracias, Félix

    ResponderEliminar
  4. Yo trabaje 4 años en un arefineria de Guascor, en la que no habia protecciones electricas pese a estar catalogado como zona cero (alto riesgo explosivo), los armarios electricos tenian agujeros pese a estar catalogados como eex (la mas alta categoria de estanqueidad), respirabamos gas toxico contiunamente, entrabamos a limpiar las calderas sin ninguna proteccion a extraer el carbon cargado de sustancias ultracancerigenas. Al final, y tras sortear varios incendios, explosiones e intoxicaciones, y alguna quemadura, y ha sabiendas de que algun dia es posible que desarrolle un cancer, me marche de ese grupo industrial en el que te juegas la vida y la salud literalmente hablando. Hay muchos ejemplos en el resto de España en los que Guascor ha montado plantas ultratoxicas (desimpacto de purines, en los que evaporan a la atmosfera el purin, mas refinerias de acite usado...) En definitiva, unatecnologia del siglo XVIII al servicio del a España del siglo XXII.

    ResponderEliminar
  5. Buenas Tardes:
    He descubierto este blog que trata sobre las aspas toxicas del parque de Hornillos, tengo datos de como va el procedimiento frente a las empresas y como siguen actualmente varias de las chicas afectadas.

    Conseguiremos que esto llegue hasta el final y que se demuestre lo que hicieron.

    Lo que provoca la intoxicacion es el gas quimico que emana de las mezclas del sellante y el acelerador, una vez que esta seco y solido ya no emana productos toxicos, esto lo cuento para contestar el comentario que hizo banderas.

    Me gustaria ponerme en contacto con quien redacto el articulo para informarle de lo que esta pasando ahora tras tres años de diligencias y pruebas, de todos modos si alguien tiene curiosidad existe un articulo publicado el 19 de septiembre de 2011 en el diario palentino y el 20 en abc.es, difundido por la agencia EFE, del que tambien se ha hecho eco el Expansion hablando del procedimiento que se inicio en 2008, sin embargo hablan muy poco de las afectadas.

    Un saludo

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.