06 mayo 2008

Lidia Falcón, de feminista a ideóloga del "hembrismo"

Pocas veces hay oportunidad de leer un texto tan religioso, autoritario, provocador de violencias e ideológicamente inmaduro como el que firma Lidia Falcón en Público.es bajo el título "Malos tiempos para las mujeres".
La androfobia es tan patética como la misoginia.
Los abusos ancestrales que han sufrido y todavía sufren numerosas humanas a manos de humanos, no deberían servir para justificar los cientos de episodios en los que la novia, la amiga, la amante, la esposa o la ex esposa recurre al victimismo, a la mentira y a variadas formas de manipulación para sacar ventaja.
Artículos como el de Lidia Falcón quiebran --por desgracia-- el largo e inacabado proceso para corregir roles que hasta hace cuatro días estábamos condenados a cumplir machos y hembras.
Hubo un tiempo en el que el hembrismo (versión femenina del machismo) desencadenó reacciones que tuvieron efectos tácticamente aprovechables y parcialmente positivos. Mas a fecha de hoy, esa actitud es un lastre para todas/os las/os que deseamos superar unas relaciones en las que hay más víctimas --sobre todo mujeres, cierto-- que culpables.
El hembrismo de Falcón enriquece el machismo.
Las hembristas son pocas en comparación con los machistas, sin duda... ¿Acaso la pretensión de Falcón es compensar esa desventaja?, ¿será esta la causa de que Falcón ejerza de ideóloga del odio intersexual? Si es así, merece un sobresaliente.
..
CON ANTERIORIDAD, otros textos de ImP relacionados con hembristas y mujeras:  
"Mis Cantabria, mujeras y machismo femenino", 
"Las mujeras agravan el machismo y la sexitis", y  
"El miedo al sexo perpetúa el machismo".
..
ACTUALIZACIÓN:
Apenas 48 horas después de que se difundiera el articulo de Falcón, desde el otro frente (el de los machos) Eulogio López firma "¡Que malos son los hombres!". Léalo, vale la pena: la una y el otro cierran un círculo vicioso perfecto.

6 comentarios:

  1. El concepto de violencia es el mismo sea como sea quien la aplique. Es tan violento que un hombre golpeé a una mujer como el que una mujer golpeé a un hombre, es tan violento que un hombre insulte a una mujer como que una mujer insulte a un hombre.

    Todos sabemos que ambas cosas pasan y también sabemos que la mayoría de quienes conforman una sociedad normal desean erradicar esta violencia.

    La lucha no ha de ser contra el machismo ni ha de ser contra el hembrismo sino solo y únicamente contra la DISCRIMINACION.

    Machismo, hembrismo, racismo, xenofobia, homofobia, son solo formas de discriminar que degeneran, tarde o temprano, en violencia y es esta costumbre, la de discriminar, la que ha de ser erradicada.

    Ahora ¿Cómo erradicar algo que algunos partidos políticos han utilizado como parte de su plataforma? Imposible saberlo.

    Por otra parte, desconcierta escuchar a defensores de la igualdad cuya idea de igualdad se basa en sojuzgar al "otro". Indudablemente, Lidia Falcón se lleva la palma en esto pero, esto hay que tenerlo en cuenta, muchas mujeres piensan como ella cayendo en lo mencionas Félix, el maniqueísmo y el maniqueísmo jamás ha sido una forma acertada de ver el mundo, sino que ha sido la forma en la cual vieron el mundo los dictadores y los tiranos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente, si lo que estamos empeñados en buscar es la igualdad, no creo que se alcance igualándonos en lo malo, sino en lo bueno. Es decir, no tendría mucho sentido que ahora las mujeres repitieran los mismos errores que llevamos cometiendo los hombres desde hace siglos para demostrar que son iguales. Ya sabemos que somos iguales, salvo un cromosoma X y otro Y. Partimos de ese dato. Por eso, creo que responder al machismo con una ideología igual de absurda, pero planteada desde el bando opuesto, no tiene mucho sentido. Ya sé que esto no es políticamente correcto. Pero qué le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
  3. Lo malo de llegar tarde a los comentarios de este blog es que ya se pasó antes Sergio y a mi no me gusta repetir lo dicho. De forma que solo diré que ese maniqueísmo en ciertas mujeres y esa forma de ataque me recuerda mucho a algunos grupos nacionalistas ¿de izquierdas? que acaban meando fuera de tiesto. Me indigna que se acabe cayendo en otro tipo de victimismo en nombre de algo tan importante como el movimiento feminista. En general todos los victimistas me caen gordos, pero los victimistas nacionalistas y feministas son insufribles por cuanto perjudican el trabajo y la lucha de siglos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el título del Blog y su llamada a la reflexión. Por eso no entiendo el post. ¿Han leido Ustedes realmente el artículo completo de la Señora Falcón?. Los datos sobre los que se exponen sus opiniones son facilmente contrastables. Por otro lado, tras las palabras está quién las escribe y la trayectoria de la Señora Falcón es cuanto menos de las más coherentes que conozo. La opinión desde el respeto no merece la descalificación, decir que un texto como este es provocador de violencias me resulta incomprensible y me parece una descalificación perversa. Les animo a investigar sobre fenómenos tan poco conocidos pero tan sorprendentes y constatables como el del feminicidio.Poner de manifiesto una o várias situaciónes, estudiarlas, analizarlas y finalmente opinar sobre ello no me parece censurable y eso es lo que creo ha hecho la señora Falcón en su artículo.

    ResponderEliminar
  5. Como luchar contra el hembrismo desde la izquierda? Es posible hoy en día? Podemos organizarnos?


    Capreolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hembrismo está emparentado con el machismo. En mi opinión, en la mayoría de las ocasiones (no siempre) las acciones y actitudes hembristas son hijas del machismo.
      No creo que sea preciso ni efectivo luchar de forma organizada contra el hembrismo, en la medida que pierdan posiciones los machistas las perderán las hembristas nacidas a su sombra.
      El otro hembrismo (generalizando) seria el de las feministas radicales y estas sólo son "enemigas" reales para los machistas recalcitrantes (ellos se lo han buscado, no me parece inteligente entrar en esa lid salvo para observarla y en todo caso, sonreír).

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.