13 junio 2008

Guantánamo: La Justicia pone un espejo delante de Occidente

Cinco magistrados del Tribunal Supremo de Estados Unidos --con la oposición de los otros cuatro integrantes de la sala-- han determinado que los presos de Guantánamo tienen derecho a ser informados de los cargos que pesan sobre ellos y, lo más importante, el tribunal falla que deben ser liberados salvo que existan indicios o pruebas para ser procesados regularmente, como cualquier nacional nortamericano o extranjero residente en EE UU.
Los medios destacan que la decisión supone un rapapolvos para la Casa Blanca, que desde el año 2002, ¡con el apoyo del Congreso desde 2006!, mantiene la tesis y la práctica de que los sospechosos de terrorismo (concepto ambiguo que puede ser aplicado a discreción) no tienen derecho a ser encausados por los tribunales y con los procedimientos ordinarios.
..
Ilustración capturada historiasmm.blogspot
Más allá de lo institucional
Pero, ¿por qué limitar el análisis de los posibles efectos que pueda tener esa decisión judicial para la Casa Blanca y sus miembros?
¿Qué hace la sociedad norteamericana para oponerse a medidas que, sin exagerar, son comparables a las adoptadas por el régimen nazi en su etapa inicial, a partir de 1933, una vez instalado Hitler en el poder?
Contestación --dolorosa pero rigurosamente cierta--: Salvo una minoría inapreciable, la sociedad de EE UU no ha hecho nada. Mejor dicho: ha mirado para otro lado.
Aunque haya quienes se consuelan aludiendo a la desinformación que, ciertamente, promueve la Administración Bush (al igual que otras y en otros países), lo cierto es que decenas de medios de EE UU (sobre todo la prensa) han difundido durante estos años cientos de despachos, crónicas y artículos de opinión sobre Guantánamo que, por ende, casi siempre han sido críticos. Hay periódicos, caso de The New York Times --por poner un ejemplo, hay más--, que prácticamente todas las semanas han publicado al menos un texto referido o alusivo a Guantánamo y a lo que allí sucede.
..
El gran éxito del Poder:
Destruir el sentido de colectividad
Luego cabe extraer dos conclusiones:
1. Es incierto que la ciudadanía careciera de información. En todo caso, sí es evidente que la inmensa mayoría de los ciudadanos han preferido cerrar los ojos.
2. Nadie ignora que las sociedades, y sus valores, no son naturales sino que se cultivan... ¡O también se inculcan! Y ahí es donde habría que llegar --entre otros lugares de la reflexión:
La siembra de individualismo y pasotismo ha sido el gran triunfo del poder durante los últimos dos decenios.
Éxito que también se ha registrado en España, ¡y no me refiero a los gobiernos habidos, sino al poder en su sentido más amplio y real!
¿Cómo reaccionará Bush ante la sentencia?, ¿qué efectos tendrá el dictamen en las próximas elecciones presidenciales?... Aparte de las simplezas que ya anda diciendo en su actual viaje por Europa, poco importa lo que diga Bush.
..
El papel que ha jugado la izquierda caviar
Lo que convendría saber es otra cosa: ¿Cómo reaccionará la sociedad norteamericana ante el espejo que le han colocado delante cinco magistrados con vergüenza jurídica?
Muy probablemente, apenas habrá efectos notorios. La causa central de esta previsible pasividad es bien simple: La sociedad occidental --máxime la norteamericana, pero también la europea-- ha sido y es embrutecida hasta el extremo de que hay más sentido de colectividad en ciertas tribus de Nueva Guinea o del desierto de Kalahari que en el civilizado Occidente.
Esa es la gran derrota de la sociedad civil norteamericana y europea. Una derrota de la que en gran medida es responsable la izquierda caviar que con tanto acierto han representado y promocionado Tony Blair y su Tercera Vía.
Poco importa que Bush haya sido reprobado --¡sin consecuencias personales para él!, por cierto.
El dictamen del Supremo estadounidense pone sobre la mesa el peligro de muerte que corren los ciudadanos de Occidente como seres sociales, deterioro que de un tiempo acá es consustancial al homo sapiens y demuestra su débil inteligencia social.
¿Y Bush? Pues George Walker Bush ha confrimado que es un simple y un útil desalmado que carece de toda relevancia personal en el escenario de la historia.

1 comentario:

  1. ¿Cuántos años han pasado desde que los EE.UU. empezaron a encerrar de manera ilegal a supuestos terroristas en Guantánamo?

    Joer ¿Y recién ahora se dan cuenta de que eran personas y de que tienen derechos civiles al igual que cualquier otro habitante del planeta?

    ¿Y hay cuatro que votaron en contra, es deci9r, que no reconocen que los prisioneros de Guantánamo tengan derechos civiles?

    Si que progresa el mundo.

    A mi, la verdad, esto me preocupa muchísimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.