06 agosto 2008

El fascismo cala en un país socio de la UE: Italia

Parece mentira pero es cierto: El alcalde de Novara (Italia), Massimo Giordano, militante de la exótica, territorialista, ecléctica y ultraderechista Liga Norte, ha prohibido las reuniones de tres o más personas en los espacios públicos de la ciudad.
Giordano justifica su decisión amparándose en las denuncias de vecinos que se quejan del alboroto que provocan los participantes en botellones, y de paso proteger los bienes públicos ¡y el decoro!
Lógicamente, es más barato y efectivo restringir derechos civiles de 100.000 ciudadanos (la población de Novara) que enviar a la policía a poner coto al incivismo de unas decenas de botelloneros. Aparte de las enormes ventajas políticas que siempre reporta convertir a los ciudadanos en medievales siervos de la gleba. Los desobedientes que sean sorprendidos en grupos de tres o más individuos pueden ser multados con 500 euros.
No obstante, en descargo del alcalde de Novara cabe puntualizar que sigue el ejemplo del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que ha movilizado al Ejército para preservar el orden público, para solucionar el desarraigo social de los gitanos propios y extranjeros y, ¡faltaría más!, para perseguir a los inmigrantes irregulares.
¿Seguirá cerrando los ojos la Unión Europea ante los desmanes jurídico-políticos que protagonizan las autoridades de un país socio?
INFORMACIÓN puntual, en CADENA SER.

4 comentarios:

  1. Todo parece indicar que, inspirados por Berlusconi, los italianos han decidido abandonarse a sus instintos más primitivos que, como se sabe, suelen coincidir con los más tribales y fascistones. En el fondo, la Italia de hoy es uno de los países más inmorales de Europa.

    ResponderEliminar
  2. Manuel, permítame un matiz, que es de detalle pero que sirve para evitar interpretaciones perversas.
    Creo que vez de enunciar "los intalianos han decidido abandonarse...", sería más exacto decir que "hay italianos que han decidido abandonarse o se han dejado arrastrar...", porque no todos los italianos --ni mucho menos-- asumen el autoritarismo incívico de los dirigentes de la Liga Norte y Forza Italia.
    Este verano he recalado 15 días en Italia y he percibido --puedo estar equivocado-- que la sociedad es más "liberal" de lo que representa Berlusconi y que, de forma similar a España pero por razones menos enrevesadas, la sociedad trasalpina acusa una todavía silenciosa división entre los partidarios ciertos del conservadurismo autoritario berlusconiano y los votantes de esa izquierda "caviar" que perdió la elecciones y que tanto ha contribuido a descafeinar el tecnócrata Prodi.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo también me relaciono con bastante italianos aquí en Mallorca, cuento con muy buenos amigos italianos. Y claro que hay de todo. Acepto gustoso la matización. Pero sí que percibo ese sentimiento, más o menos generalizado, de abandono o de derrota. Y ningunas o muy pocas ganas de hacer nada para cambiar las cosas. Ellos mismos me suelen contar que hoy en Italia apenas se practica otra manera de vivir que el 'sálvese quien pueda'. De ahí mi comentario. Pero me encantaría estar equivocado.

    ResponderEliminar
  4. Manuel,
    Por eso es importante lo que ocurre en Italia, PORQUE EN TODA EUROPEA ESTÁ CALANDO el criterio "sálvese quien pueda".
    De hecho, el "sálvese quien pueda" es el mensaje del franquismo que más y mejor sigue vigente en España.
    Desde 1975 --salvo el período 76-79-- en Esdpaña jamás ha habido otra consigna personal más exitosa.
    En 1982 se produjo un espejismo, poco más y el PSOE felipista --amparado en un impulso social casi incontenible-- incumplió su programa y su historia para desmantelar la sociedad civil, no tanto por episodios como el de la reconversión industrial, sino sobre todo por el desprecio, instrumentalización y laminación de los sindicatos y las entidades civiles y vecinales.
    Entre los italianos, por mucho que "mande" Berlusconi, todavía no ha calado el "ombliguismo" hasta ese extremo. Lo que no resta gravedad a los éxitos de "il Cavaliere", ni resta el asco que alimenta la actual situación socio-política (hoy ha sido asesinado un homosexual a manos de dos jovencitos homófobos, cosa propia de países indocumentados y "medievales").
    Italia está mal, pero el "sálvese quien pueda" es más evidente en España, aunque gobierne el PSOE --aunque no por culpa de este partido ni de otros, nunca hay un responsable ni un motivo único en ese tipo de procesos--. La historia, el pasado, marca... ¡Más de lo que parece!
    Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.