04 septiembre 2008

Españoles en fosas clandestinas: Urge recuperar la vergüenza ética perdida

Un auto de la Audiencia Nacional suscrito por el juez Baltasar Garzón abre la posibilidad cierta de que la Administración elabore un censo de los fusilados y desaparecidos causados por la violencia indiscriminada que practicaron los golpistas del 18 de julio de 1936, pero a pesar de que esa iniciativa no llevaría aparejados procesamientos, los directivos del Partido Popular prefieren que los muertos sigan en las cunetas.
El líder el PP, Mariano Rajoy Brey, se han pronunciado en contra de que ¡treinta años después de aprobada la Constitución de 1978! los deudos de los ejecutados sepan dónde fueron enterrados sus familiares; sin olvidar que todavía hay miles de personas que nada saben a ciencia cierta de sus desaparecidos.
La decisión de Garzón es, entre otras cosas, una valiosa herramienta para que los ciudadanos, ¡todos!, recuperemos la vergüenza ética que nos han robado el franquismo y sus herederos.
La primera de las reclamaciones de guardar el respeto debido a quienes murieron defendiendo la legalidad --si bien muchos de ellos fueron masacrados por causa del odio o de la rapiña, no por ideología-- la hizo Emilio Silva hace ahora ocho años, en Prianza (El Bierzo), donde logró localizar y exhumar los restos de su abuelo, asesinado el 16 de octubre de 1936.
Entre 1936 y 1975 el franquismo causó, según las fuentes, entre 90.000 y 180.000 muertes injustificables. ¡También los rojos y los republicanos mataron inocentes!, claman los nacionales, sus herederos y en especial los beneficiados...
Cierto, pero los muertos del bando nacional fueron enterrados dignamente y, además, esa justificación no es aplicable en ningún caso a los ajusticiados una vez finalizada la guerra.
Hoy, quienes siguen odiando a los españoles que murieron a manos del Estado ya finalizada la guerra tienen un calificativo político: franquistas, aunque militen en un partido legal y democrático.
Además, por higiene ética --¡y para no incurrir en el pecado mortal católico de mentir!-- conviene recordar un hecho incontrovertible: La guerra incivil fue fruto de un golpe de Estado, un alzamiento armado contra la legalidad que provocó tres años de barbarie, ¡durante la que demasiados salvajes ejercieron su condición, en un bando y en el otro!
En resumen, la actitud del PP es especialmente injustificable porque una vez concluida la guerra el régimen nacional-católico siguió matando opositores, aparte de las decenas de miles de personas exiliadas, expatriadas, extrañadas, esclavizadas, encarceladas, arruinadas o represaliadas con alguna de las variadas formas que practicó el franquismo.
Los dirigentes del PP deberían avergonzarse de sus manifestaciones ahistóricas y antidemocráticas, no tanto por los significados políticos como por respeto a decenas de miles de muertos y represaliados.
ENLACES de interés:

7 comentarios:

  1. Que empeño vergonzoso tienen estos del PP en decir que "dejen en paz a los muertos"..pero serán hipócritas!!! qué pasaría si su padre estuviese enterrado en una cuneta???
    Efectivamente deberian pedir disculpas públicamente, pero todos sabemos que eso no va con ellos porque se creen con esa verdad absoluta que asoló con su oscurantismo todo el país.
    Un saludo Félix

    ResponderEliminar
  2. No veo porqué el PP tiene que pedir disculpas por algo en lo que cree ciegamente. Oí hablar en cierta ocasión a un líder de este partido referirse a la guerra civil española como "el hecho transitorio". Un eufemismo que retrata de manera clara la manera de ver y de entender ese vergonzoso capítulo de nuestra historia que tienen estos dirigentes de la actual (y esperemos que transitoria) derechona protohispánica.

    ResponderEliminar
  3. Alicia y Manuel,
    Sé (sabemos) que no pedirán disculpas, pero creo que es bueno y necesario dejar constancia de que deberían hacerlo.
    En tanto no lo hagan y revisen su "idea" de la convivencia constituirán una organización predemocrática y, lo que más les "duele", hacen demostración constante de que son anti-cristianos (eso sí, son católicos, sin duda, ahí están los obispos para recordarnos cada día que ser católico no es ser cristiano)

    ResponderEliminar
  4. Más que las reacciones políticas, previstas, me han sorprendido las reacciones de parte de la judicatura criticas con un miembro de su gremio por tratar de elaborar un censo de desaparecidos durante la Guerra Civil con el fin de determinar si la Audiencia Nacional es competente para enjuiciar la dictadura. Apañados vamos si quienes tienen el deber de defender la legalidad no defienden el derecho a hacer uso de ella. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Somos tan comprensivos con lo incomprensible que acabamos aceptando cosas inaceptables.
    Por ejemplo que haya que pedir permiso para enterrar a los tuyos después de tantos años de mentiras y de dolor.
    Estupendo artículo.

    Un kiss,

    ResponderEliminar
  6. A todos y en especial a Alicia M: creo que empeño vergonzoso lo considero exagerado. Erróneo, no lo dudo, porque todos y cada uno de nosotros jugamos del bando de "los buenos". ¡A ver, quiero decir erróneo por parte del PP, porque con las víctimas del terrorismo también ellos han hecho política!

    Alicia, lo del padre en la cuneta no es una opinión objetiva, porque me consta que los "paseos" se dieron en los dos bandos, y lo dicho, depende del lado del que le toque a uno, opinará una cosa u otra.

    Gracias a Dios, aún soy lo suficientemente joven para no tener que haber pasado por el trance de perder a un padre en una guerra, pero mi abuelo murió en ella, y me dá lo mismo si fue fusilado, "paseado" o caído en el fragor de la batalla. De lo que estoy seguro, y doy por hecho también que desde todos los ámbitos de la sociedad, incluidos los políticos, consideran la dictadura franquista como el GRAN ERROR que no se debe volver a producir y del que debemos aprender. Otra cosa, es que a los políticos les guste urgar de una manera u otra y manejarnos a su antojo, pero tú Alicia,Manuel Ortiz,Félix y yo somos lo suficientemente fríos para analizar los acontecimientos y opinar en consecuencia. Bueno,y discrepar democráticamente también es sano y productivo. Por eso me gusta el blog de Félix, con el que seguramente no coincidiría en muchas ocasiones, pero que me ayuda a refrendarme en mis convicciones, y en otras me hace reflexionar.

    Gracias por escucharme. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  7. Buen día
    No se quien es PP en España, solo sé, que es importante el respeto a la vida y al dolor que sienten las personas cuando han perdido a alguien importante en su vida.
    Nuestro mundo esta empedrado de errores y muerte, se podría decir que estamos parados sobre un cúmulo de personas que han muerto en donde pisamos. Algunos en guerras, otros por epidemias o simplemente masacrados. Por alguna fuerza de su propio territorio o invasor. Pero todo es reintegrado a la tierra misma de donde salio su cuerpo. Y nadie pide disculpas a nadie por esos errores, tu país invadió al mío, e hizo masacres, y se genero una nueva forma de vivir, yo soy producto de esa invasión y de esa generación nueva. Ustedes son productos de sus aciertos y sus errores, que les permite ver por donde caminar sin equivocarse de nuevo en lo mismo, porque se aprendió, que por ahí no es. Estoy de acuerdo con Manuel que dice que nadie debe pedir perdón por lo que su convicción le dice que esta trabajando para generar lo más correcto en la forma de vivir, también me parece muy acertado lo que dice Ventorrillo donde refiere que se tiene que aprender.
    Disculpen mi intromisión, pero como humana que habita este hermoso planeta me importa la vida de cualquier ser humano. Espero las mejores decisiones políticas en su tierra para el bien de todos.
    Celia

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.