30 septiembre 2008

Juez instructor y fiscal maniatado, esquema periclitado

Con motivo de la apertura del año judicial, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha planteado que, atendiendo a la necesidad de racionalizar la anquilosada Justicia española, conviene reformar el procedimiento penal y confiar la investigación a los fiscales.
Quienes conocen siquiera circunstancial o puntualmente el actual sistema saben --aunque algunos lo callen-- que la lógica jurídica aconseja que la instrucción de los expedientes sea responsabilidad de los fiscales, sin menoscabo de que el juez ejerza su función garantista y sea informado, de oficio o a requerimiento, de las pesquisas.
Pero para desgracia de todos --sobre todo de los administrados--, Conde-Pumpido toca piedra. Prueba de ello es que hace apenas seis meses, cuando instó a los fiscales a que ordenaran ciertas diligencias a la policía judicial hubo jueces de la Audiencia Nacional --circunscripción que también precisa reforma y que probablemente sería adecuado suprimir-- que se opusieron rotundamente a esa iniciativa al considerar que sólo ellos tienen esa potestad.
En el mundo de la Justicia española lo que plantea Conde-Pumpido es poco menos que una revolución porque permitiría, entre otras cosas, erradicar vicios y resabios que están emparentados con un criterio aberrante: El juez es una especie de ser supremo que nunca se equivoca.
¿Por qué será que hay tantos jueces empeñados en ser solo ellos quienes pueden instruir y sentenciar, aunque no sea el mismo funcionario el que ejerce ambas funciones?
ENLACE de interés: PÓRTICO LEGAL, ePágina de Derecho con abundante información y acceso a textos legales.

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con la atribución de la instrucción a los fiscales. Por otro lado de tu último inciso parece desprenderse que el mismo juez que instruye es el que juzga y no es así. La instrucción termina con el auto de procesamiento y entonces la causa queda en manos del juez o tribunal que ha de sentenciar, pero nunca son el mismo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Andrés, es cierto puede parecer que es el mismo. Paso a remediar el equívoco.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego Felix una de las virtudes de tu blog que más aprecio es q no tienes ningún problema en aceptar apreciaciones como la mía y modificar tus textos. Eso dice mucho de tí y hace q visite el blog casi a diario, a veces puedo no compartir del todo el enfoque (pocas veces,pero soy católico ,jeje, q se le va a hacer), pero desde luego no sueltas las cosas a la ligera. Un saludo de nuevo

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.