30 septiembre 2008

La ministra de Igualdad, ¿es políticamente tonta o incapaz?

→ «Como psicóloga, te digo que deberías dejar ese trabajo y olvidarte de tu mujer, que te absorbe toda tu energía positiva.
→ «¿Dejar a mi Puri? Pero, ¡tú estás loca!, ¡si mi Puri es lo más grande!, cómo se nota que no has probado las croquetas de mi Puri».
Este diálogo forma parte del vídeo publicitario emitido por las cadenas de televisión que ha sido financiado por el Ministerio de Hacienda para promocionar las letras del Tesoro.
Pues bien, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, estima que esa conversación debe ser prohibida porque es denigrante para la mujer...
¿Hasta cuándo deberán los ciudadanos tanta estupidez?
De entrada, convendría que la ministra respondiera a una simple pregunta:
¿Usted, señora ministra de Igualdad, ha visionado alguna vez episodios o retransmisiones de Gran hermano o de Corazón de, este último, por cierto, es un programa emitido, producido y financiado por la televisión pública?
Si la respuesta es que sí, que usted sí ha tenido oportunidad de ver esos espacios de TV u otros muchos que emiten imágenes y diálogos inequívocamente denigrantes para la condición de las personas de sexo femenino, cabe concluir que usted, señora ministra, tiene el punto de mira desviado, ¡muy desviado!
Y si no ha visto esos u otros espacios y programas similares --que son numerosos--, señora ministra, su desconocimiento e ignorancia como televidente (o televidenta) explica que decida vetar el diálogo publicitario de marras. En todo caso y con todos los respetos a su persona, es usted una política más simple que una berza.
Para colmo --y esto es aleatorio, pero significativo--, la decisión de la ministra se produce a consecuencia de la iniciativa de una senadora del PP, María Jesús Sainz, cuya trayectoria política no es precisamente un ejemplo de feminismo militante [dicho esto sin ánimo crítico ni peyorativo, sino con la única intención de constatar un hecho que ayuda a valorar la opinión de la ministra, que quizá reaccionó a la propuesta de la popular con el ánimo de demostrar vaya usted a saber qué...]
Llegados a este punto, cabe preguntar si Bibiana Aído es políticamente tonta o una ingenua aupada al Gobierno por motivos incomprensibles. De momento, merece el beneficio de la duda y hay que dar por buena la segunda opción.
¿En qué narices pensaba el presidente de Gobierno cuando decidió que Aído fuera ministra?, por mucho que estuviera avalada por Manuel Chávez, según fuentes del propio PSOE.
Corregir es de sabios y dimitir, en este caso, sería de sabia.

8 comentarios:

  1. No hay peor ciego que el que no quiere ver. El anuncio es claramente sexista, disciminatorio y, además, esconde un preocupante mensaje antisemita. Y si se escucha del revés te sale la letra del disco de la orquesta Mondragón que se dejó la ETA en la Renault Kangoo.

    Madre mía, Bibiana, qué carrerita...

    ResponderEliminar
  2. La ministra, además de tonta, es incapaz, como bien califica el título de la entrada. Cómo es posible que llegue a la política tanta incapacidad, lo peor es que no es el único caso.

    ResponderEliminar
  3. Hace usted una pregunta en su titular, a la que respondo sin temor a equivocarme: Las tres cosas.

    ResponderEliminar
  4. es k no soporto ese feminismo patético. que se preocupe de cosas realmente graves, coño... y perdona por el taco!

    ps. no traigas foto al blog and beers de vigo, jajaja, pero ven!

    ResponderEliminar
  5. A Manuel, mi respuesta es la misma.
    *
    A mi amiga y colega ex "desesperada": No puedo ir por razones laborales, pero guárdarme una cerveza, la beberé un día de estos aunque ya este caliente (te advierto que en Alemania son mayoría los que la prefieren a temperatura ambiente).

    ResponderEliminar
  6. Amigo Félix, me parece que ambas cosas. Reconozco que en su momento la apoye, pero ya tarda mucho en el gobierno.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Es ministra de doble cuota (andaluza y joven) y titular de un departamento sin competencias. No tiene por qué ser competente y está ahí para hacer ruido.

    ResponderEliminar
  8. como persona me pongo de los nervios cuando escucho tantas tonerías...

    como mujer me pongo de los nervios cuando escucho tantas tonterías...

    ¡Y pensar que se va un dineral en financiar tanta chorrada!

    bicos,

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.