26 octubre 2008

Amnistía Internacional, el valor de la transparencia

Álvaro Uribe, presidente de Colombia: «Ahí siguen [en alusión a Amnistía Internacional] en su perorata. Todos los días inventan justificaciones para maltratar al Ejército, al Estado colombiano, y para no condenar a los terroristas. Mis queridos soldados de la patria: a mí no me preocupa...»
Otros tres ejemplos:
* Scott McClellan, portavoz de la Casa Blanca: «No admitimos las críticas de Amnistía Internacional, ya que Estados Unidos es un destacado defensor de la protección de los derechos humanos...»
* Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí: «El informe de Amnistía Internacional está lleno de mentiras y falsedades. Las normas en Arabia Saudí prohíben cualquier forma de tortura...» 
* Jamal Karimi-Rad, portavoz de la Magistratura iraní: «Las fuentes de información de Amnistía Internacional no son fiables (...) [en Irán] no se ejecuta a menores de 18 años».   
Estas son algunas de las perlas que le dedican a Amnistía Internacional (AI) los representantes institucionales de los Estados en los que se han conculcado derechos fundamentales.
El infantil derecho al pataleo y a mentir forman parte --al parecer-- del Derecho internacional, según algunos. Pues bien, esas y otras perlas han sido recogidas y difundidas por AI.
¿Se imaginan al Departamento de Estado de EE UU o al Ministerio de Exteriores saudí publicando los informes de AI?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.