17 enero 2009

El cardenal Rouco "milita" en el PP-línea bronca

Estos días los medios han informado de que el cardenal y representante del Estado del Vaticano en la provincia católica (diócesis) de Madrid, Rouco Varela, ha criticado la política del Gobierno español en materia de inmigración por tratar «a los trabajadores inmigrantes desde una racionalidad meramente económica».
¡Que valiente y que social es el arzobispo!, ¿verdad?
Pues no, lo que ocurre es que Rouco es un hipócrita redomado, pues su aparente sensibilidad humanista es de orden político y, a lo peor, partidario.
¿Por qué? Porque si a Rouco le preocupara realmente el economicismo del PSOE --partido que, en efecto, en determinados aspectos incurre en el economicismo-- con más razón debería haber puesto el grito en el cielo por ese y por otros motivos cuando gobernaba el PP.
Si a Rouco le preocupa tanto el tratamiento que reciben los inmigrantes y los desheredados, ¿por qué calló cuando los gobiernos que presidió Aznar López hicieron lo que hicieron al respecto, imponiendo medidas todavía más inhumanas que las del PSOE?, ¿por qué Rouco no denunció los planes de ajuste, las privatizaciones y el recorte del gasto social que aplicaron los gobiernos de Aznar López?, ¿por qué Rouco no critica frontalmente la anticristiana actitud de los empresarios que utilizan a los sin papeles?, ¿por qué no exige la dignificación de los salarios y el establecimiento de normas legales que protejan a los trabajadores, sean inmigrantes o no?
Rouco es un hipócrita y, pero aún, es un redomado anticristiano.
Para Rouco todo vale con tal de satanizar al PSOE y ayudar al PP-línea bronca (el de Aznar y la FAES).
CON ANTERIORIDAD y a propósito de Rouco Varela, en ImP:

2 comentarios:

  1. Rouco Varela también llamó a los fieles madrileños a expresar su solidaridad con los inmigrantes, especialmente en estos momentos de crisis económica.

    Y también dijo de los inmigrantes: "Es innegable su contribución al crecimiento de nuestra economía y a nuestro bienestar, y su presencia ha sido y es enriquecedora en su humanidad: sus raíces familiares, culturales y religiosas, su juventud, su trabajo, su vida."

    No suelo ser abogado defensor de nadie, pero es que cogeis el rábano por las hojas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Félix te dejo un link aquí para que compruebes que el mensaje de los obispos de ahora es parecido al del 2001, año siguiente a que el pp aprobara la famosa ley de extranjería.

    Entre otras cosas dice: "No se puede consentir la degradación humana a la que muchos inmigrantes se ven sometidos actualmente en nuestro país por no tener unos papeles"

    www.conferenciaepiscopal.es/migraciones/jornada/comision_2001.htm

    También quiero recordar que la labor de Cáritas con los inmigrantes es continua y al margen de las manifestaciones que, con más o menos criterios de oportunidad política, pueda hacer el cardenal Rouco.

    Un saludo

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.