21 enero 2009

"El país" también necesita un plan de viabilidad

«La industria de los periódicos, fundamentales hasta ahora en la formación de la opinión pública en las sociedades democráticas, es una industria herida por los cambios tecnológicos y la recesión que se ha instalado en Occidente». Así empieza --tocando asuntos que en gran medida son tangenciales-- el texto mediante el que la empresa editora de El país anuncia la refundación del diario generalista número uno de las Españas. Según el consejero delegado, Juan Luis Cebrián, la empresa afronta «el mayor cambio cultural» desde su fundación.
El objetivo de esa teórica revolución, según Cebrián, es «seguir atendiendo al derecho democrático de los lectores a contar con una información completa y veraz». Pero el desencadenante de esa refundación es económico --o presupuestario--, aunque Cebrián lo adorne diciendo que el objetivo es «asegurar su presencia futura en el proceso de formación de la opinión pública y de construcción del universo cultural y socioeconómico...»
Es obligado reconocer, no obstante, que los adornos argumentales son hermosos, pero muchísimo menos influyentes que un hecho que exige ponerse las pilas: Una acción del Grupo Prisa ya vale menos que el periódico del domingo.
De cara a la galería
Juan Luis Cebrián
Cualquier profano --persona ajena al mundo de los medios-- que lea los argumentos expuestos por Cebrián puede concluir que El país está realmente a punto de ser refundado y que sus contenidos --criterios informativos y orientación editorial-- sufrirán una transformación sustancial.
Pero no. No se trata de eso. Adornos aparte, El país es un periódico, otro, que acusa apuros económicos y que, lógicamente, debe aplicar un plan de viabilidad. Cosa que la empresa editora reconoce indirectamente al constatar que la refundación se produce «en el contexto de una crisis que ¡puede dejar pequeña! la depresión de los años 30» [Las interjecciones no figuran en el original pese a que lo merecen para subrayar convenientemente la gravedad de la coyuntura eonómica].
Espejo de una situación general
La real o supuesta refundación de El país ha concitado atenciones en casi todos los medios, ámbitos y círculos profesionales, también en la Blogosfera. Lo cual era inevitable porque se trata del periódico diario número uno; es decir, la pérdida de clientes y de publicidad (lo segundo debido a la recesión) es tal que incluso el de mayor difusión necesita un plan de viabilidad.
La necesidad del plan de viabilidad presentado por Cebrián a lops trabajadores puede estar justificada desde un punto de vista económico, pero a tenor de lo que ha expuesto el consejero delegado --que es poco-- el plan no parece hilvanado con suficiente rigor en los aspectos periodísticos.
Integrar redacciones es un proceso que exige concreciones y en el que sobran los adornos de carácter genérico referidos al escenario socio-político-cultural… Además, esos adornos son pretenciosos.
Sin rodeos: Es un plan de viabilidad
En resumen, El País afronta un plan de viabilidad económica que afectará, lógicamente, a los profesionales de la información y, por tanto, a los contenidos. ¿En qué medida? Sinceramente, quien esto escribe opina que el alcance del plan en lo tocante al capital humano ni siquiera lo han medido con mínima precisión los diseñadores de la refundación porque --con toda probabilidad-- no les interesa hacerlo, pues ni ellos saben cómo evolucionará la situación (incluida la publicidad) y lo razonable es dejar la puerta abierta a lo que sea necesario, incluida la venta --siquiera parcial-- de Cadena SER, por ejemplo.
Casi todo es posible, esto es lo más noticiable de lo anuniado por Cebrián.
OTRAS OPINIONES en la Blogosfera:
BLOG DE NOTAS, PERIODISTAS21, THE NEW BLOG TIMES y 233GRADOS].
ENLACE al texto "El país se reinventa", en la web del propio periódico.
DE INTERÉS:
Con relación al futuro inmediato de los medios, también es de interés conocer las opiniones y análisis que ha suscitado el reciente relevo de Ignacio Escolar en la dirección del diario Público; al respecto, ver la selección de textos elaborada por RADIOCABLE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.