24 enero 2009

El PSOE navarro aprueba que el Opus reciba dinero público ilegalmente

La Constitución y la legislación españolas prohíben las discriminaciones en función del sexo, al tiempo que sucesivas sentencias vetan esa segregación. Pero el Reino de España parece empeñado en demostrar que este es un Estado de pandereta y el PSOE --en este caso con el de Navarra al frente-- lo ratifica al aceptar que empresas de enseñanza que aplican criterios religiosos (¡las creencias son asunto privado!) lo hagan con dinero público.
Así figura en el pacto suscrito entre la Consejería de Educación del Gobierno autonómico navarro y el PSN-PSOE. Acuerdo por el que la Administración foral --y los comprensivos socialdemócratas navarros-- seguirán incumpliendo el ordenamiento jurídico y subvencionando a los colegios de Opus que aplican criterios sexistas y segregadores, separando niños y niñas.
Rodríguez Zapatero y Roberto
Jiménez, líder del PSN
Salvo que Diario de Navarra mienta --posibilidad teórica que es inevitable mencionar, con perdón--, la actitud del PSN-PSOE demuestra que en España es posible burlar principios constitucionales.
Lo más divertido es que algunos --los más desvergonzados-- alegan que las leyes conculcan la libertad de las familias para decidir la educación de sus hijos. ¡Mienten! Ninguna ley prohíbe esa posibilidad, lo que determina el ordenamiento jurídico es que el dinero público no puede ser empleado para costear credos y creencias religiosas.
Lo que ocurre es que la Iglesia Católica, con el Opus al frente, pretende que esas decisiones (libertades, dicen ellos) particulares las pague el erario público.
Hay que insistir: Ninguna ley impide que unos padres opten por dar una educación sexista a sus hijos, ninguna ley prohíbe que existan colegios privados que apliquen criteros segregadores... ¡Mienten!, lo que las leyes determinan es que esa y otras prerrogativas de orden personal o privado --que en este caso, además, es sexista-- se las paguen sus partidarios.
¡No es cuestión de libertades, sino de dinero!
La Iglesia Católica quiere que el Estado costee su credo y sus actividades.
Más sencillo: Si el Opus y demás órdenes y organizaciones vinculadas al Estado del Vaticano tienen derecho a utilizar fondos públicos, ¿por qué negar similar privilegio educativo a los islamistas, a los cienciólogos, a los judíos, a los evangelistas, a los mormones, a los ortodoxos, a los ateos y a los agnósticos, entre otros?
¿Reaccionará la dirección federal del PSOE?, ¿o acaso el PSOE está de acuerdo en segregar por sexos?
INFORMACIÓN puntual del episodio, en Diario de Navarra.
..
ACTUALIZACIÓN (12 de febrero 2009):
El despropósito socialista se ha consumado, el PSN ha negado su apoyo a una propuesta de IU y se abstendrá, lo que supone dar luz verde a que se mantegan los conciertos económicos y el erario público siga financiando colegios que segregan por sexos. 
Más información, en Diario de Navarra.

1 comentario:

  1. Wow ya me seguí leyendo tus otros posts.

    E insisto que tiene lo que afirmas de sensato... mas bien parece sensasionalista... con las letrotas en rojo.

    Piensalo.

    Voy a leer algún otro post buscando a ver si aportas argumentos mas flématicos.

    Un saludo y que tengas un buen día.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.