19 enero 2009

Oriente Próximo: Sin fuerza militar de interposición no habrá paz

El enfrentamiento Gobierno de Israel-Hamás genera, aparte de otras cosas menos visibles, dolor y vergüenza. Porque con independencia de consideraciones geopolíticas, la población civil sufre episodios de inusitada violencia que son deleznables desde un punto de vista humano.
Al margen de la guerra que estos días es noticia y al margen también del dolor --¡sin menoscabo de significados!--, la sangre impide en demasiadas ocasiones analizar con cierta profundidad el conflicto y lo que todos se juegan (o nos jugamos) en el lodazal de Oriente Próximo. El conflicto no es palestino-israelí, sino que se trata de un enfrentamiento de ámbito más extenso y que incluso va más allá de Oriente Próximo.
..
La globalización va más allá de la economía
En la región de los Grandes Lagos (Congo, Uganda, Ruanda, Burundi y países vecinos) se dilucidan intereses y equilibrios que en numerosos aspectos son radicalmente ajenos a quienes residen en esa región, en la que ya han muerto 6,5 millones de personas.
De modo similar --que no igual ni por las mismas causas--, en Israel, Gaza, Cisjordania y Oriente Próximo en general no sólo se enfrentan las fuerzas y las poblaciones allí residentes, sino que se juegan intereses ajenos a esa geografía e intervienen otros países --¡no sólo EE UU o Irán!
La creación o no de un Estado palestino --que Israel debería reconocer ¡ya!-- no es el único ni acaso el mayor problema de la región. Hay más cosas, muchas cosas, pues hay petróleo, ¡cuyas reservas son finitas!, y hay posicionamientos geopolíticos, relaciones comerciales, inversiones, familias como los Saud, proyectos financieros, ideologías... ¡y religiones! (= mixtificaciones)
¡No vale reducir todo a islamistas y occidentalistas, ni a israelíes y palestinos!
..
Dos futuros entrelazados
Hay futuros que dependen parcialmente de la correlación de fuerzas existente en Gaza e Israel, en Arabia y Jordania, en Egipto e Irak, en Turquía e Irán… etcétera y etcétera, países todos ellos que, junto a otros, también participan indirectamente y en mayor o menor grado en los combates que se han librado, se libran y se librarán en Gaza, en los Altos de Golán, en Cisjordania, en Jerusalén… ¡o en el sur de Filipinas, en Argelia y en el Congo!
El singular alto el fuego ahora vigente en Gaza --aunque es relativo-- sólo tiene carácter circunstancial y es obligado porque Israel no puede seguir dilapidando su ya de por sí escaso crédito político, ni Hamás puede permitirse el lujo de ver totalmente destruida su fuerza militar. Es más, la tregua era inevitable porque EE UU y la Unión Europea no se pueden permitir el lujo de que la acumulación de imágenes con sangre arruinen la credibilidad de Occidente en el propio Occidente.
La interminable lucha por afianzar posiciones en la región, el auge de los movimientos islamistas radicales, la debilidad de los regímenes corruptos imperantes en Arabia o Siria (entre otros países árabes), o el militarismo en el que ha caído la sociedad israelí sólo son algunos de los fenómenos que --junto a otros factores-- engordan las contradicciones y alimentan las agresiones.
..
Espejo de lides geográficamente más extensas
La guerra palestino-israelí sólo es una manifestación puntual en el tiempo y el espacio de un enfrentamiento y de un contencioso que tiene mucha mayor enjundia. La única forma de poner fin a la guerra guadiana árabe-israelí es emplazar una fuerza militar internacional que, con mandato expreso de Naciones Unidas, impida los enfrentamientos armados, utilizando las armas para ello si es necesario.
En tanto Occidente, los países de la Liga Árabe, Israel, la Autoridad Nacional Palestina y organizaciones como Hamás y Hezbolá renuncien al despliegue incondicional de una nutrida y bien armada fuerza de interposición, mientras no se adopte esta medida, la guerra guadiana de Oriente Próximo seguirá aflorando cada equis meses o años.
Hay quienes están interesados en mantener bien húmedo el lodazal y en que la guerra guadiana prosiga. Pero que nadie se engañe: los gobiernos de Egipto, Israel, Jordania y Líbano (y a fecha de hoy Siria tampoco) no son ni de lejos los más interesados en que se perpetúe la dinámica del enfrentamiento.
Más claro: Hay quienes engordan viviendo en guerra.
..
ACTUALIZACIÓN (4 de febrero):
Naciones Unidas ha precisado que la información que en su día afirmaba que el ejército israelí había bombardeado un colegio de la institución en la franja de Gaza es falsa. Ningún proyecil impactó en el centro. Un maestro de la escuela ha confirmado que nadie resultó muerto ni herido porque el hecho jamás se produjo. Más información en el periódico canadiense Globe and mail.

3 comentarios:

  1. Félix, eu tamén opino que a medida que ti insinúas é, a longo prazo, a única eficáz, pero hai dúas situacións que me preocupan.

    A primeira é que os soldados desa eventual forza internacional de interposición actúen coma a FINUL no Líbano, isto é, que se inhiban ante o rearme de Hamás. Se isto acontece, e creo que sería o máis probable, logo de finalizara a súa misión a situación sería cen veces máis explosiva do que é agora.

    A segunda opción é que esas forzas de interposición intenten ao cento por cento levar a cabo a súa tarefa; que vixilen que non haxa hostilidades e que se enfronten a Hamás cando ésta intente introducir novo armamento. E daquela sería un Smith, Delapierre, ou Fernández, e non Levi ou Cohen, quen aparecería no telexornal mantendo un tiroteo contra un edificio no que hai nenos nas ventás. Dime, qué opinión pública europea o soportaría? En serio cres que algún Goberno europeo terá o valor de decirlles aos seus cidadáns que só hai un camiño e non será nunca doado?

    ResponderEliminar
  2. ¿Y dónde se situaría, según tú, esa fuerza de interposición?

    ¿En las líneas actuales, aceptando la ocupación israelí sobre el 90% del territorio palestino?

    ¿En la línea verde, asumiendo que el Estado de Israel se quede con el 75% de Palestina?

    ¿O en las fronteras de 1947, otorgadas por la ONU para la creación de un estado hebreo y otro musulmán?

    ¿Piensas que Israel va a renunciar a todo el terreno conquistado por las armas sin luchar?

    Y esas bien pertrechadas tropas de la ONU ¿van a disparar contra uno de los ejércitos mejor armados y más sanguinarios del mundo?

    Félix, con franqueza, cada vez que tratas el tema israelí pierdes una autoridad que habías ganado, al menos ante mí, posicionándote en otras ocasiones contra los verdugos.

    No sólo autoridad moral, sino autoridad intelectual. Desde que empezó el derramamiento de sangre, no has dicho sobre el asunto más que simplezas, con entradas copiando el mensaje sionista de justificación del asesinato.

    Cuesta tratar el asunto, sin ni siquiera mencionar en tantos párrafos ni la palabra ocupación, ni hacer alusión a los muertos que estaba dejando el Tzahal. Enhorabuena, has descubierto como hacer mahonesa sin huevos ni aceite.

    Desconozco la relación personal que te une al Estado de Israel. En cualquier caso, por encima de ella está el deber de rechazar la matanza de seres humanos, también cuando la cometen los tuyos. Precisamente cuando la cometen los tuyos, si quieres tener credibilidad para denunciar otras matanzas.

    Curiosamente tratas de "izquierda caviar" a organizaciones como Izquierda Unida, Partido Comunista Español, Partido Comunista de los Pueblos de España, Izquierda Anticapitalista, Confederación Nacional del Trabajo...además del ala más izquierdista del PSOE, que han suscrito las protestas contra el genocidio israelí. ¿Izquierda caviar? Precisamente es lo que generalmente se denomina "izquierda caviar", es decir, el ala más liberal y derechista del PSOE el que es más partidaria de la equidistancia entre víctimas y verdugos.

    Parece que todo el mundo se ha enterado de que Israel es la sucursal del imperialismo usamericano en la zona, y en base a ello derecha e izquierda se posicionan. Todos se han enterado menos tú, que compartiendo discruso con los comentaristas de Libertad Digital pretendes pertenecer a la "izquierda consecuente", mientras que el resto somos "izquierda caviar".

    La izquierda española es bien conocida por su cainismo. Eso sí, en cuestiones de crímenes contra la humanidad, muestramos lo que nos une y cerramos filas frente al asesino. En este caso, ha sido contundente. Puedes salir de tu espacio y mirar el resto de espacios en la red. ¿Todos somos "izquierda caviar"? ¿Todos estamos desinformados? ¿O es que acaso somos todos racistas?

    Con tu relativización del "conflicto" has perdido, al menos ante mí, la credibilidad. Malo para un profesional del periodismo.

    Te deseo en adelante buen camino, pero conmigo no cuentes para recorrerlo. Seguro que con individuos como J. estarás más cómodo.

    Acabando; el empleo del término "guerra" para referirse a la operación "plomo fundido" es incorrecto. Por ignorancia o malintencionadamente lo has repetido en varias entradas. Ni tan siquiera el término "guerra asimétrica" puede ser empleado en este caso, al no haber una contraparte con una mínima capacidad de responder a la agresión, como han demostrado los hechos.

    El término técnico que describe mejor lo que ha sucedido estas últimas tres semanas es "operación de castigo". Te emplazo a la literatura especializada, para que lo compruebes.

    Sí que existe la verdad. Es la adecuación de una proposición con la realidad. Y hoy la realidad es ésta, y 1450 palestinos que ya no respiran.

    Tú has prescindido de la realidad, e incluso te has esforzado, en tus últimas entradas, en difuminarla, enmascararla, distorsionarla.

    Has puesto tus capacidades al servicio de un estado terrorista y de su limpieza étnica.

    Sin acritud, sinceramente dolido de escribir esto: hasta nunca.

    ResponderEliminar
  3. Contestando a El Mendigo:
    La fuerza de interposición, bien armada y haciendo uso de las armas si es necesario, debería desplegarse para garantizar las fronteras de 1948.
    Sobre el resto del "post", sólo dos detalles:
    1. En efecto, a mi criterio esos grupos que usted cita y otyros que no cita hacen y dicen cosas propias de la izquierda caviar; en algunos aspectos, no en todos --como usted, como yo y como el 99% de occidentales que nos atribuimos ser de izqueirdas--.
    2. Y sobre las demás flores y amables consideraciones personalizadas que usted me dedica, nada: ahí quedan.
    Gracias.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.