17 febrero 2009

Un sacerdote hindú casa a una niña con un perro

La agencia EFE ha difundido hoy un despacho que relata una barbaridad --¡otra más!-- de origen religioso que no necesita consideraciones añadidas:
Los clérigos de la localidad india de Jamsedpur (en el estado de Jharkand) han casado a Soni, ¡una niña de 12 años de edad!, con un perro.
La boda, según ha ¿razonado? un sacerdote de religión hindú llamado Naresh Manki, era necesaria porque la niña había desarrollado piezas dentarias adicionales, fenómeno singular pero natural que los creyentes consideran una advertencia divina de males mayores, tanto para la niña como para toda la colectividad.
Soni ha sido catalogada como una manglik, denominación que se da a las personas que astrológicamente están malditas para el matrimonio. El enlace niña-perro se ha celebrado como si de una boda normal se tratara, con banquete incluido. El caso de Soni no es inusual. Hay colectividades hindúes que casan varones y mujeres con animales, e incluso con árboles. Los sacerdotes imponen ese tipo de matrimonios porque sirven, según ellos, para liberarse de las maldiciones de los astros.
NOTA:
El hinduismo no es una religión en el sentido que a esta se le da en Occidente, sino la suma de una serie de creencias de corte filosófico y religioso, algunas contradictorias entre si, a las que se suman tradiciones de profundo arraigo social. 
En ese conglomerado de creencias, que a su vez es un mestizaje cultural, han participado las elites de distintos pueblos y etnias desde hace unos 4.000 años. 
El hinduismo está considerada la filosofía religiosa (o concepción del mundo) más antigua de las todavía existentes en la Tierra, junto al mazdeísmo, aunque a esta segunda fe apenas le quedan seguidores y es residual. 
Entre los hinduistas los hay politeístas, monoteístas, panteístas e incluso ateos, si bien estos últimos creen en la existencia de realidades sobrenaturales, una especie de paraísos en los que el ser humano accede al bien y al equilibrio; idea esta que, según algunos estudiosos, está en el origen del paraíso que promete el islam.

7 comentarios:

  1. Las religiones y religiosos se aprovechan de la inocencia y analfabetismo de las clases más humildes.... quien demuestra ser un verdadero animal es el sacerdote. La niña, por desgracia, está ya condenada con 12 años ya que, en la India, las niñas se van a casa del esposo.
    Lo lei esta mañana en el periodico y me ha conmocionado...
    Un saludo
    derribandomuros

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo! imposible comentar esto.

    La India necesita una caza de brujos ya! ¿Es que nadie puede quitar del medio a toda esta basura hambrienta de almas? Religión, tradición= ignorancia.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. La humanidad no deja de sorprenderme. Quizá por ello me deja sin palabras. Unha aperta.

    ResponderEliminar
  4. Y no sólo el Islam, oigame: el hinduismo es la fuente de todas las religiones indoeuropeas post-chamánicas.

    Por eso me resulta bastante poco creíble la noticia. En cinco mil años hemos tenido tiempo de enterarnos de cremaciones de viudas vivas, matrimonios de niños ya fallecidos, y otra serie de supersticiones: ¿por qué nos tenemos que enterar tan tarde de esta?

    ResponderEliminar
  5. A SMALL BLUE THING,
    No se trata del islam ni de una religión concreta, se trata de pensar todas ellas y las actitudes humanas en general. Sería absurdo centrar el asunto en una o en varias religiones, el eje está en las creencias en general y en la escasa capacidad que todavía acusamos (todos) para racionalizar nuestras vidas y nuestros criterios (o prioridades) vitales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Y aún me quieren convencer de que las religiones son buenas... sin comentarios.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.