12 marzo 2009

Un informe alerta de la posible bancarrota de Gran Bretaña

A mediodía de hoy, la difusión de un informe de 298 páginas elaborado por los analistas de Numis Securities ha conmocionado a la élite británica. La conclusión del estudio es inquietante: La mayoría de los que compraron viviendas para alquilar (¡o para especular!, que no son pocos) provocarán una caída del precio medio de la vivienda de como mínimo el 40 %, que se sumaría al 20 % que ya ha descendido durante los últimos meses.
Los autores del informe añaden que los precios de la viviendas, en función de su ubicación, superficie, calidad y demás características, están sobrevalorados entre un 10 y un 39 %.
En resumen, según Numis la caída de los precios será similar o superior a la registrada durante el trienio 1990-92 y tendrá efectos demoledores, también para la banca, que verá considerablemente dañados sus activos.
Abundando en consideraciones, los analistas reseñan que existe la "posibilidad real" de que las cuentas públicas de Gran Bretaña entren en bancarrota. Más detalles, en Telegraph.
A propósito de informes, la Comisión Europea sigue sin aclarar el contenido del informe difundido hace ya casi un mes que cifra el valor de los activos tóxicos existentes en el sistema financiero comunitario en 18,4 billones de euros.
Cuando la discreción es tan espesa cambia su nombre por el de opacidad.

3 comentarios:

  1. Me alegra enormemente observar como esta bitácora va recuperando su funcionamiento habitual a pesar de las manos negras que pululan por doquier.
    La censura y la manipulación no tienen lugar en esta sociedad tan ¿avanzada?

    Valor y al TORO

    ResponderEliminar
  2. TOUPEIRO, Un abrazo y gracias por estar ahí, en la Blogosfera.

    ResponderEliminar
  3. Sí, esto me preocupa, tengo dos hermanas viviendo en ese país.

    La inseguridad se palpa.

    Un saludo y gracias por informar. Todo lo que ocurre nos afecta sea donde sea

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.