30 mayo 2009

Berlusconi se burla de todo, también de los italianos

¿Cuándo se darán cuenta los italianos que sus votos generan menosprecio al respaldar a un político sin vergüenza como Berlusconi?
El último de los muchos episodios que ha protagonizado el amigo trasalpino de Aznar López --así calificó la relación el ex presidente de gobierno español-- es propio de un crápula: Fiestas sociales con mujercitas, perversión que se suma a la larga lista de indignidades que enriquecen la trayectoria de esa basura política.
Sería absurdo elaborar un análisis político de lo que significa il cavaliere. Hay personajes de la poítica que, como Silvio Berlusconi, generan un grado de asco tan evidente que ni siquiera precisan análisis detallado.
¿Cuándo despertarán los ciudadanos italianos?
ENLACE DE INTERÉS: Anatomía de Berluscolandia, en El país.

4 comentarios:

  1. Félix, ¿Sólo los electores italianos tienen que despertar?

    ResponderEliminar
  2. Reitero lo que escribí en tu último post: "da miedo que personas así pueblen y gobiernen (añado) nuestro planeta"

    desde mi inocencia y mi ignorancia me pregunto:

    ¿pero qué le pasa a las otras personas que votan a ese tipo de payasos?

    ¿es que no se puede hacer nada contra esos dictadores que quieren morir en el poder con las botas puestas y a golpe de látigo?

    no lo entiendo.

    ResponderEliminar
  3. A JUAN,
    Tienes razón, no sólo los italianos. En la Península Ibérica también hay impresnetables en demasiadas instituciones.

    ResponderEliminar
  4. A ALDABRA,
    Los ciudadanos son sometidos a un aluvión de mentiras, falacias y medias verdades para cultivar la confusión y para que lleguen a conclusiones absurdas, incluso ilógicas y perjudiciales para ellos mismos. El suministro de datos, creencias y prejuicios empieza en los colegios, en las familias, en los institutos y en las universidades... Es muy complejo y complicado de combatir.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.