09 mayo 2009

Emigración: La vara de medir del Estado español está torcida

Copio y pego un párrafo de la bitácora MigraMundo: «No todos los fondos que España destina a cooperación en países en desarrollo se emplean en desarrollar. Algunos se utilizan para seguir subdesarrollando y, lo que es peor, financian actividades que consideramos inmorales».
El centro de detención de inmigrantes de Nuadibú, en Mauritania, forma parte de esas inmoralidades que gobiernos democráticos como el español fomentan en el Tercer Mundo, en plan colonialista, para librarse del estigmático y poco electoral problema de la inmigración.
La Comisión Española de Ayuda al Refugiado ha pedido al Gobierno español que cierre ese pequeño Guantánamo, entre otros motivos porque «no fue abierto sobre base legal alguna ni reúne condiciones para la acogida de personas».
Sí, tal cual, el Estado español financia en África un centro de detención de personas que han cometido el delito de emigrar.
En aplicación de la curiosa legislación por la que se otorgó a la Audiencia Nacional jurisdicción mundial para investigar delitos de lesa humanidad, ¡salvo los perpetrados en territorio español!, se da la paradoja de que Madrid aspira a dar lecciones de legalismo ético internacional procesando a desarrapados piratas somalíes al mismo tiempo que costea iniciativas en territorios ajenos que no son precisamente éticas ni humanitarias...
ENLACE al texto de MigraMundo:
"El Guantánamo español en Mauritania".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.