06 mayo 2009

No es preciso hablar de la guerra para describir el franquismo

«Lo llevaron a bautizar y no me lo devolvieron. Yo reclamaba el niño, y que si estaba malo, que si no estaba. No lo volví a ver.  
«Tal el testimonio de Emilia Girón, que dio a luz en el hospital de la cárcel de Salamanca en 1941. Su delito, ser hermana de un guerrillero.
«Este caso y otros están recogidos en el auto de Garzón tras la denuncia presentada en la Audiencia Nacional por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. En el auto se dice que los niños perdidos son víctimas del franquismo y que había un plan de desapariciones para eliminar oponentes.  
La Fiscalía declaró a Garzón no competente; es decir, que no investigara...»
.. 
MÁS, en Diagonal
RELACIONADO: "Mayor Oreja, su desmemoria es el huevo de la serpiente".
EN LA FOTO: Hijas de presas republicanas junto a dos monjas protectoras --con un militar en el tercer plano--, fotografiadas en un orfanato franquista. La imagen ha sido capturada en "Los niños rojos, hijos del demonio"

9 comentarios:

  1. Buenos días, vengo desde Caminando, el blog de Francisco Orcajo.
    Hace ya unos 5 años TV3, la televisión de Cataluña, emitió en 30 minuts dos reportajes: Els nens perduts del franquisme (los niños perdidos del franquismo). Te aseguro que mientras estoy escribiendo aún se me pone la piel de gallina.
    Recuerdo que teminó una señora de unos 60 años o más, dijo
    - ¿Qué por qué no habíamos dicho nada hasta ahora? Porque nadie nos preguntó.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cada régimen tienen su pogromo, como cada verdugo sus preferencias. Tristemente. Apertas.

    ResponderEliminar
  3. Y que siga habiendo gente que apoye el franquismo...
    Muy triste...
    Pasaba por aqui yno me pude resistir a dejarte un comentario.
    Me ire pasando si no te molesta.
    Un saludo,
    David.

    ResponderEliminar
  4. Es una barbaridad el número de niños que robaron a las mujeres republicanas y o fueron a un hospicio o los dieron a familias franquistas. Son testimonios sobrecogedores. Vengo de un blog que frecuento http://fusiladosdetorrellas.blogspot.com/
    que hoy tiene una entrada parecida y también me ha conmocionado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. A CARMEN,
    Gracias por el enlace a "Fusilados en Torrellas", he visitado la bitácora e incluso he capturado una foto para ilustrar este post y, lógicamente, enlazarla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. A ANTÒNIA,
    Si ho prefereixes, pots escriure en català, a ImP son benvinguts tots els idiomes.
    Vaig veure el reportatge del que parles --al video d'un amic-- i vaig ¡plorar!.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  7. A mí esto me supera, tengo cerca un caso que duele muho...
    Es tan duro que me cuesta hasta dejarte un comentario.
    La crueldad llegó a extremos insoportables.

    K,

    Marta

    ResponderEliminar
  8. Te dejé un comentario referente a este post, sin duda no lo hice bien.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. A LYS,
    Ayer, en efecto, dejaste un comentario, ero lo hiciste en el "post" referido a Mayor Oreja con el que enlaza este.
    Y contesté a tu comentario en el mismo lugar.
    Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.