25 julio 2009

La credibilidad de la Policía Local de Castellón, arruinada

A bote pronto, el título de este post puede parecer exagerado; sin embargo, es escrupulosamente consecuente con lo que ha ocurrido.
Veamos: El gobierno local de Castellón, presidido por Alberto Fabra (PP), ha reincorporado a la plantilla a un agente reo de narcotráfico que está en libertad provisional bajo fianza de 40.000 euros. Según el expediente judicial, ese funcionario habría formado parte de una red que incluso disponía de laboratorios clandestinos de cocaína.
El policía de marras es sobrino y ex guardaespaldas de Carlos Fabra, presidente de la Diputación provincial.
Para más inri, el ejecutivo municipal que dirige Alberto Fabra justifica su decisión alegando que la legislación aplicable no prevé la obligación expresa de apartar del servicio a un policía reo de narcotráfico. ¡Acabáramos! Por la misma regla de tres, como la ley tampoco obliga a adoptar medidas cautelares de similar tenor contra los acusados de pederastia, cabe colegir que un docente acusado de haber abusado de un o una menor seguiría ejerciendo... 
Policía-reo, trajes, bolsos, récord de cargos públicos imputados. ¿Qué ocurre en el PP-Levante?

3 comentarios:

  1. Ostracismo. Hace no mucho re-descubrí esta palabra y me informé sobre su significado y consecuencias.

    Hay que volver a imponer el ostracismo. Pero al estilo antiguo: expulsado del país. O, como poco, muerte pública; que no vuelva a tener acceso a cargo público o relación con alguno. Que pase a ganarse la vida en la mina, picando, o en la mar, pescando. O en el campo de sol a sol.

    Mientras las leyes se puedan prostituir como se prostituyen en este país, el Estado de Derecho será una falacia.

    ResponderEliminar
  2. Creo que quién carece de credibilidad alguna es el Sr. Fabra y no la Policía de Castellón, donde seguro que trabajan muchos buenos profesionales. No creo que todo el cuerpo deba pagar por un policía corrupto. Resulta fácil hacer demagogía barata y generalizar en contra de un colectivo concreto. Se me ocurre por ejemplo un caso similar, el que ha elegido el enunciado de este titular debe de ser un pésimo periodista vinculado a algún determinado grupo político, ¿significa eso que toda la prensa de castellón en mediocre y tendenciosa?. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. AL ANÓNIMO,
    El señor Fabra no es alcalde por designio divino, ha sido elegido...
    Es improbable que todos los castellonenses y todos los forasteros y extranjeros que recalan en la ciudad conozcan físicamente al policía-reo, de modo que conviene relacionarse con la Policía Local con la prudencia que exige la aberración decidida por el alcalde.
    Y por último, ni el titular ni el texto de este "post" ponen en cuestión la honestidad de las personas que trabajan en ese plantilla de policías, sino que constatan la escasa credibilidad que merece el servicio de policía de un ayuntamiento que readmite a un agente procesado por narcotráfico.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.