06 julio 2009

Rebelión de mandos intermedios en la "empresa" de Rosa Díez

Tras el abandono de Mikel Buesa, que fue uno de los principales impulsores de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), la empresa política de Rosa Díez ha visto agravada la crisis de fe que arrastran numerosos afiliados. A fin de poner coto a la hemorragia de fidelidades, la cúpula de UPyD ha echado mano del recurso que es más habitual en las organizaciones que giran en torno a un ego y ya tramita sendos expedientes disciplinarios a 14 disidentes --esta cifra es provisional--, entre los que figuran varios coordinadores autonómicos y provinciales.
¿Qué pecado han cometido esos catorce upeydeistas?: ¡Han tenido el descaro de organizarse para presentar una alternativa a la dirección actual!
Un detalle sustancial: Los suspendidos cautelarmente de militancia no podrán participar en el primer congreso del partido, convocado para el próximo mes de noviembre.
ENLACE a ESTA NO ES LA WEB DE UPyD, subtitulada "Punto independiente de encuentro para afiliados y simpatizantes del partido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.