26 octubre 2009

Los ciudadanos estamos en deuda con Esperanza Aguirre...

Los ciudadanos españoles estamos en deuda con la lideresa del PP madrileño y presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre. ¿Por qué? Porque ha proporcionado una prueba inequívoca --ha habido más, pero rara vez tan claras-- de lo que representa el PP, ese partido que tras años de intentarlo no ha roto con el tardofranquismo que anida en su seno. No nos engañemos, la esencia del PP y del aguirrismo es una:
¡Conservar el poder institucional del país!
Viñeta capturada en Los Calvitos
Para demasiados dirigentes del PP todo vale con tal de conseguir ese objetivo. Ese y no otro parece ser el móvil de la mayoría de los que medraron a la sombra de la frase ¡váyase, señor González!
La lucha intestina y políticamente sangrienta que se libra por la presidencia de CajaMadrid es, aparte de perjudicial para la propia entidad, una demostración de que Aguirre, Ruiz-Gallardón, Rajoy y demás combatientes carecen de escrúpulos y, por extensión, revela que la estabilidad de una de las más importantes entidades financieras públicas y de sus clientes apenas les preocupa.
Del episodio se pueden hacer análisis más detallados y se pueden buscar e identificar más y más consecuencias negativas, pero lo sustancial es esto: Los dirigentes del PP que protagonizan el caso CajaMadrid actúan como si les importara un rábano todo y todos, salvo sus amigos personales y controlar resortes de poder, máxime los económicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.