24 octubre 2009

Los lobis económicos vuelven a la carga contra internet

Justo cuarenta años después de que diera sus primeros pasos internet, los lobis económicos encabezados por las organizaciones que exprimen derechos de autor (copyright) --que defienden intereses legítimos pero lo hacen al estilo franquista, restringiendo derechos y libertades-- han lanzado su tercera ofensiva para que el Parlamento Europeo apruebe el llamado paquete Telecom.
¿Qué supondría la conversión de esa iniciativa en un texto legal de aplicación obligatoria, pues en esencia la propuesta equivale a un anteproyecto de directiva?
[Si tras su tramitación en comisión el texto fuera también aprobado por el plenario de la Eurocámara, la iniciativa sería sometida al Consejo de Ministros de la Unión, y si este diera su visto bueno se convertiría en una directiva, o ley comunitaria]
Una vez aprobada por la Eurocámara y el Consejo, la nueva directiva sería de obligada trasposición a las legislaciones de todos los países socios y, resumiendo, el paquete Telecom tal y como está redactado tendría tres consecuencias singularmente graves:
1. La autoridad gubernativa podrá cortar conexiones a la Red sin autorización judicial, aunque luego la persona física o jurídica afectada podrá recurrir a los tribunales;
2. Las operadoras podrán filtrar el tráfico y, por tanto, marginar, limitar e incluso suspender el acceso a páginas y bitácoras que consideren molestas o contrarias a sus intereses; y
3. Mediante un simple trámite administrativo se podrán controlar los contenidos y efectuar grabaciones ¡sin control judicial!
Los artífices de que esa iniciativa cobre crédito son el eurodiputado español Alejo Vidal-Quadras (PP) y su homóloga francesa Chaterine Trautmann (PS), pulse aquí y lea los detalles (en inglés y francés), vía La Quadrature du Net.
..
MÁS información, en HACKTIVISTAS.
CON ANTERIORIDAD, en ImP: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.