19 diciembre 2009

Cumbre de Copenhague: El clima no es un banco, luego no interesa

La llamada Cumbre del Clima se ha quedado en montaña de palabras. Durante las jornadas previas --antes de que comparecieran los jefes de gobierno y Estado-- observadores y analistas insistían en que a la hora de limitar las emisiones de gases de efecto invernadero todo, o casi todo, dependía de las actitudes de los ejecutivos de Estados Unidos y China. Ambos gobiernos han decepcionado.
El acuerdo al que se ha llegado es "de mínimos" y "positivo" (¿?), insisten casi todos los portavoces oficiales, que en algunos casos hasta tienen la desvergüenza de sonreír de oreja a oreja. Sin embargo, a decir de casi todos los observadores no institucionales el acuerdo es vago, inconcreto, insuficiente, decepcionante y puede ser interpretado al gusto.
Los calificativos positivos y las expresiones alimenten la esperanza son excepcionales.
Las últimas veinte horas de la reunión de Copenhague, con todos los jefes de gobierno ya presentes, han sido inútiles. Las actitudes nacionalistas y economicistas han sido tantas y tan cerradas que, poco a poco, a fuerza de contentar a tirios y troyanos el acuerdo final es un pastiche que nada aporta.
..
China y EE UU se han salido con la suya
Las crónicas cuentan que el presidente de Estados Unidos y el primer ministro de China han protagonizado las últimas horas del cónclave porque se reunieron a solas.
¿Resultados? Ninguno práctico.
Un par de horas más tarde se volvieron a encerrar en una sala, pero esta vez acompañados de los representantes de Brasil, India y Sudáfrica (tres grandes países emergentes).
¿Resultados? El mimso, ninguno práctico desde un punto de vista medioambientalista y, para colmo, han difundido con cierto éxito los dos mensajes que interesaban a Washington y Pekín:
1. EE UU y China han logrado dar la sensación de que tienen en cuenta la opinión de todo el mundo, y
2. EE UU y China han creado la percepción de que hemos hecho lo que hemos podido; luego, ¿la responsabilidad del fracaso es de todos?...
«Ningún país está del todo satisfecho pero es un paso significativo e histórico», apuntilló la portavocía de la Casa Blanca; que sin embargo reconoció que «el acuerdo no es suficiente para combatir la amenaza del cambio climático, pero es un importante primer paso». A partir del adversativo pero, paja.
..
La cita del 1 de febrero es un placebo
El acuerdo se limita a establecer una serie de mecanismos internacionales "de consulta y análisis" del CO2 emitido. Para colmo, China, cuyo gobierno es cada día más nacionalista [tanto que ya huele a ultranacionalismo montaraz], ha introducido seis palabras que reflejan la incapacidad de demasiados gobernantes para ver el problema sin confundir conceptos: el sistema de consultas y análisis «no afectará a la soberanía nacional».
Más claro: Cada gobierno hará lo que le venga en gana y lo que le interese electoralmente.
La reducción de las emisiones ha quedado sin cuantificar y, en teoría, debe ser establecida antes del próximo 1 de febrero.
..
La UE dice sentirse avergonzada, pero calla
La Unión Europea (UE), cuya delegación no ha disimulado su decepción, ni siquiera ha participado en las conversaciones finales, evidenciando así que nada tiene que ver con el superficial acuerdo alcanzado.
Lógicamente, la UE firmará el texto, pero lo hará por motivos de protocolo. Al contrario de lo que han hecho casi todas las delegaciones, la comunitaria ha guardado un encomiable silencio y ha evitado sacar a pasear expresiones como "paso muy importante", "demostración de rigor", "estamos en la buena línea" u otras frases tanto o más cínicas.
El presidente de la Comisión Europea, Durâo Barroso, se ha limitado a comentar que el acuerdo es mejor que nada... El que no se consuela es porque no quiere.
De todos los resumenes leídos o escuchados, quizá el que mejor refleja lo ocurrido en Copenhague es este: «Si el clima fuera un banco, todos aportarían fondos y remarían en la misma dirección».
DE INTERÉS:
* Respuesta gubernativa en la cumbre del clima: "Copenhague abre la puerta de la detención preventiva en masa", en P+DH;
Carta del director Greenpeace Internacional a Obama, en EL BLOG DE GREENPEACE;
Página sobre el cambio climático en la web de Greenpeace
* Especial XV Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático, en El país
"Vergüenza climática en Copenhague", vía Ecologistas en Acción;   
* "Planeta Tierra, tenemos un problema: Repetimos...", en ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA; 
* "Justicia climática", en CIBERCULTURALIA;  
* "Sólo cambia el clima", en ESCOLAR·NET, y  
* "Cumbre del clima, por Greenpeace", en EDUSOC.

1 comentario:

  1. Magnífico y completo análisis, gracias por la cita,

    un abrazo de Cristóbal

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.