18 enero 2010

A Academia Galega rexeita por unanimidade o decreto anti-galego do PP

[Versión en castellano al pie del texto en gallego]
A Real Academia Galega (RAG) considera «inaceptables e inconsistentes desde o punto de vista legal» os contidos do decreto redactado polo PP co que pretende reducir o uso do galego no ensino e, por extensión, na vida do país. O informe subliña --entre outros aspectos-- que «non poden recibir o mesmo tratamento as linguas oficiais (galego e castelán) que o inglés».
Desde hai xa varios días era coñecida a oposición da RAG ao proxecto do PP, pero case que ninguén esperaba tan forte rexeitamento. O presidente en funcións da academia, Manuel González, precisou que «toda a sociedade galega está a favor do plurilingüismo, pero o seu fomento xa está incluído no estatuto vixente».
Un dos aspectos máis rechamantes da actitude do PP é que trata o galego como se fora un pesadelo socio-cultural do que urxe espertar. Desa actitude anti-galega, propia dos clásicos ultranacionalistas españois, xa fixo demostración o presidente da Xunta, Núñez Feijoo, cando acusou a todos aqueles que se pronuncian na contra do decreto --¡sen excepcións!-- de ser «radicais» e «intolerantes». De xeito que, á vista do contido do pronunciamento da RAG e segundo Núñez Feijoo, os académicos --entre os que son maioritarias as posicións políticas conservadoras e de centro-- son perigosos radicais.
..
Grafiti
O goberno despreza a cultura do país
O Goberno galego ven de se converter no mellor representante do fenómeno do auto-odio e do auto-desprezo que desde hai décadas debilita a sociedade galega e que, coa mesma intensidade, desequilibra a súa demografía, emporcalla a súa economía e pon atrancos aos proxectos de futuro.
A RAG chama a atención ao departamento responsábel da política lingüística da Xunta, dirixido por Anxo Lorenzo, ao que advirte de que  o proxecto do Executivo:
1. Vulnera o artigo 3.2 da Constitución, no que se recoñece os indiscutíbeis carácter de patrimonio cultural e a especial protección dos que se benefician os idiomas españois que son oficiais;
2. Incumpre o artigo 5 do Estatuto de Autonomía, que define a lingua como a propia de Galicia e, ao mesmo tempo,
3. Racha coa lei 3/1983 de normalización lingüística, que foi aprobada durante un dos gobernos que presidiu Fraga Iribarne.
O decreto anti-galego tamén burla a Carta Europea das Linguas Rexionais ou Minoritarias, que España ratificou no 2001, e contradín varias sentenzas emitidas por tribunais autonómicos, polo Supremo e polo Constitucional.
..
DE INTERESE: "A pedagoxía da trapallada", por Manuel Rivas.
..
VERSIÓN EN CASTELLANO
La Real Academia Galega (RAG) considera «inaceptables e inconsistentes desde el punto de vista legal» numerosos aspectos del decreto redactado por el PP mediante el que se pretende reducir el uso del gallego en la enseñanza y, por extensión, en la vida civil.
El informe de la RAG subraya, entre otros detalles, que «no pueden recibir el mismo tratamiento las lenguas oficiales (gallego y castellano) que el inglés».
La oposición de la RAG al decreto ya era conocida desde hace varias jornadas, pero casi nadie esperaba un rechazo tan frontal. El presidente en funciones de la academia, Manuel González, ha precisado que «toda la sociedad gallega está a favor del plurilingüismo, pero su fomento ya está incluido en el estatuto vigente».
Uno de los aspectos más llamativos de la posición del PP es que trata el idioma de Galicia como si fuera una pesadilla socio-cultural de la que urge despertar. Esa actitud, propia de los ultranacionalistas españoles, ya quedó patente cuando el presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, dijo que todos cuantos se oponen al decreto --¡sin excepciones!-- son «radicales» e «intolerantes». A la vista del pronunciamiento de la RAG y según Núñez Feijoo, los académicos --entre los que son mayoría los de posiciones políticas conservadoras y de centro-- serían peligrosos radicales.
..
Las críticas al PP por su actitud ante la agonía del
idioma gallego ya son cotidianas. La imagen
y el texto humorístico que la acompaña,
capturada con posterioridad a la publicación
de este postcorresponde al e-periódico
Tempos Galegos 
El gobierno desprecia la cultura
del país
El Gobierno gallego se ha convertido por méritos propios en el mejor representante del fenómeno de auto-odio y auto-desprecio que desde hace décadas debilita a la sociedad gallega y que, con igual intensidad, destruye su demografía, enloda su economía y dificulta todo proyecto de futuro.
La RAG llama la atención al departamento de la Xunta responsable de la política lingüística, dirigido por Anxo Lorenzo, al que advierte de que el decreto:
1. Vulnera el artículo 3.2 de la Constitución, que sanciona el carácter de patrimonio cultural y la especial protección que corresponde a los idiomas españoles; 
2. Incumple el artículo 5 del Estatuto de Autonomía, que define el idioma gallego como el propio de Galicia y, por si fuera poco,
3. Burla la ley 3/1983 de normalización lingüística, que fue aprobada durante uno de los períodos de gobierno del PP con Fraga Iribarne al frente del mismo.   
El decreto anti-gallego también obvia la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, que España ratificó en 2001, y contradice varias sentencias emitidas por tribunales autonómicos, por el Supremo y por el Constitucional.
..
DE INTERÉS: "Sí, es algo personal", por Suso de Toro.

3 comentarios:

  1. Hola a todos: si no os gusta la disidencia no sigáis leyendo. La RAG tiene que promover el gallego y la enseñanza en gallego. Pero la frontera entre promover e imponer no siempre es fácil de asumir, incluso teniendo buena voluntad. En la encuesta que hizo la Xunta en junio, en el tramo poblacional de familias con hijos de 3 a 6 años, y con más del 70% de participación (datos estadísticamente significativos), el 8.7% de las familias gallegas pedían la enseñanza para sus hijos en gallego. Y en la misma encuesta, el 37% de las familias la pedía en castellano. Sumando ambos porcentajes, podemos decir que el 45.7% de los gallegos está en contra del Decreto de Feijoo, que vuelve a dejarnos a los gallegos sin la posibilidad de elegir para nuestros hijos la enseñanza en su lengua materna (la más conveniente desde el punto de vista pedagógico) o en la que ellos quieran de las 2 oficiales que hay, gallego o castellano (asegurando siempre, claro, que estudian y aprenden también la otra lengua). Este Decreto sólo contenta (la mayoría silenciosa para Feijoo) al restante 54%, que quieren la enseñanza en ambas lenguas. Pero incluso de ese 54% pienso que habrá muchos que defiendan el derecho de los otros dos grupos de familias a que sus hijos sean educados mayoritariamente en su lengua materna, y por tanto estén también en contra del Decreto.
    Creo que la disyuntiva no tiene que ser es gallego o castellano, sino imposición o libertad (palabra que, por cierto, no sale en el borrador del decreto..., pero que tampoco la usan los Académicos gallegos).
    Saúdos cordiais. Pedro M.L.

    ResponderEliminar
  2. A PEDRO M.
    Sabe usted perfectamente que en ningún país democrático y ¡sensato! del mundo en los que conviven dos idiomas se pregunta a los padres-madres qué idiomas aprenden o utilizan sus hijos, ni se supeditan los programas de estudio a las opiniones de los padres-madres.
    NO es un asunto de libertad-imposición.
    Lea, por favor:
    http://im-pulso.blogspot.com/2009/11/los-idiomas-la-ensenanza-y-las.html

    ResponderEliminar
  3. Galicia Bilingüe afirma, con datos, que en ningún país democrático, fuera de España, se impide recibir la enseñanza en lengua materna, al menos esencialmente, si ésta es oficial, y mucho menos si se trata de la única lengua oficial en todo el Estado. No hay un solo territorio, en países democráticos, en el que habiendo más de una lengua oficial y más de una comunidad lingüística, no se permita elegir la lengua de instrucción a los padres o se garantice la enseñanza en lengua materna.
    http://www.galiciabilingue.es/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=62&Itemid=125
    Si tienes tiempo y ganas, Félix, estoy seguro de que te convencerás de que estás equivocado. Un saludo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.