25 abril 2010

FAES: Cuanto peor, mejor

La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que es uno de los cerebros básicos de la derecha españolista, ha instado a la dirección del PP a que siga negándose a colaborar en la superación de la crisis económica.
Al margen de consideraciones ideológicas, es evidente que para los dirigentes de la FAES es más importante acosar al Gobierno a fin de ganar las elecciones que colaborar a la superación de la recesión que acusan la economía española y los españoles; crisis, por cierto, que es de origen financiero, que no se desencadenó en España ni es solo española --sin menoscabo de que tenga singular profundidad en las Españas debido a las burbujas y a la especulación que engendraron los gobiernos que lideró precisamente el presidente de la FAES, Aznar López, y que no supo, no quiso o no pudo atajar el actual Ejecutivo.
Para redondear, también desde la FAES, han lanzado la especie de que el Gobierno habría reabierto las negociaciones con ETA.
NOTA:
Cuadernos, publicación de la FAES, ha difundido un artículo de Rogelio Alonso que entre otras especulaciones, dice:
«Sirvan de ejemplo las declaraciones del dirigente socialista Jesús Eguiguren publicadas en el diario Público el 31 de enero de 2010. En ellas, a pesar de la experiencia de la desacertada negociación con ETA que él mismo lideró, el presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE) volvía a dar crédito a la propaganda del brazo político de la organización terrorista asegurando que “la voluntad de Batasuna de dejar su vinculación con el terrorismo es sincera”. Esta afirmación evocaba a la seria equivocación en la que se sustentó la fallida política de negociación con ETA cuando el Gobierno asumió erróneamente una hipotética voluntad de ETA para poner fin a su campaña terrorista que en ningún momento existió. A partir de tan equivocada premisa, la política antiterrorista quedó condicionada por la construcción de esquemas que intentaron representar la realidad en torno a ETA de una manera incoherente con los hechos reales».
Se trata de un ejemplo casi perfecto de literatura de y para el enredo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.