02 abril 2010

La abogacía del Estado del Vaticano y la "justicia divina"

Semana santa: Los servicios jurídicos del Estado del Vaticano han comprobado que Dios no puede hacer nada, ni siquiera para defender a su representante en la Tierra, Joseph Benedicto XVI Ratzinger, por lo que a fin de evitar que su presidente y jefe de Gobierno sea llamado a declarar, o acaso detenido y juzgado, por su relación con presuntos y condenados delincuentes (sacerdotes pederastas), han advertido a las autoridades judiciales de los demás Estados que el obispo de Roma goza de inmunidad en virtud de su cargo terrenal... ¿?
El líder de los católicos no está dispuesto a que lo crucifiquen, y mucho menos por culpa o en defensa de los miembros de su organización que delinquieron, ni por culpa de quienes no supieron o no pudieron ocultar los delitos... En fin, es otra lección de catolicismo --que no de cristianismo, pues la ética que emana de la figura "histórica" de Jesús el Nazareno y lo esencial del cristianismo nada tienen que ver con la organización, ni con la moral, ni con la política del Vaticano.
INFORMACIÓN puntual, en Reuters.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.