15 julio 2010

Los Castro, empeñados en dejar la isla a los pies de los caballos

En las últimas semanas abundan los textos informativos y de análisis de los acontecimientos políticos que se viven en la isla y, desgraciadamente, si algo distingue hoy al régimen, ¡una vez más desde los años ochenta!, es su infantilismo, propio de carcamales que, al parecer, se creen inmortales, infalibles y acaso divinos; de ahí, quizá, que se hayan echado en brazos de la pervertida Iglesia Católica para escenificar un sainete cuyo único atractivo es la excarcelación de un puñado de presos.
El empecinamiento de los Castro es patético. Da la sensación de que el objetivo del clan es dejar garantizado que la isla quedará postrada a los pies de los caballos... Es decir, de los poderosos inversores de EE UU y sus aliados.    
Los Castro no sólo han preferido dar un protagonismo inmerecido al medieval Estado del Vaticano y a sus representantes en el Gran Caribe, sino que además Fidel y Raúl sacan pecho como si hubieran logrado un histórico éxito geopolítico.    
Duele fustigar --aunque sea con el respaldo de los hechos-- al gobierno de un país que es heredero siquiera formal de un proceso de liberación que culminó con la expulsión de un dictador, pero callar tanta estupidez política sería faltar el respeto a la generalidad de los cubanos.

2 comentarios:

  1. Pues nada Don Félix hablemos claro y alto. Y prepárese para lo que le espera.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. A TXEMA,
    ¿Y qué me espera?, supongo que se refiere a la reacción de quienes mantienen en el "altar" a Fidel y al régimen cubano... ¿no?

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.