04 agosto 2010

Venezuela y México: Chávez y un "hijoputa de los nuestros"

No es preciso tener una extraordinaria capacidad sensorial ni intelectual para advertir que en Norteamérica y Europa, sobre todo en España, hay medios empeñados en cultivar el interés popular por cuanto acontece en Venezuela y por los avatares que protagoniza el epatante presidente Hugo Chávez, persona de tardía formación marxista que pilota un proyecto con criterios socializantes.
En resumen, está en marcha una cruzada anti-chavista que daña el crédito de los ciudadanos y de las empresas venezolanas en general.
Hay periodistas, propagandistas y simples ignorantes que insisten una y otra vez en que la inseguridad jurídica y la criminalidad existentes en la pequeña Venecia son excepcionales.
..
Pulsar para ampliar
Comparaciones odiosas,
pero reveladoras
Ciertamente, el problema de seguridad es importante; pero tanto las tasas de criminalidad como la ineficacia gubernativa y judicial son mayores en México, por ejemplo, y en países americanos y de otros continentes, donde los delitos y también la ineficacia gubernamental superan con creces los registros de Venezuela.
Sin embargo, en Estados Unidos y Europa --insisto: especialmente en España-- apenas se informa de las atrocidades diarias que acontecen en México, cuyo presidente es el educadísimo derechista Felipe Calderón Hinojosa.   
Si la información difundida en España sobre las barbaridades que sufren los mexicanos guardara proporción con las difundidas sobre la vida venezolana, los medios españoles se verían obligados a ampliar exponencialmente sus secciones y espacios de información internacional.
México, sobre todo en el rural y en el extrarradio de México DF, es fuente inagotable de episodios que para no incurrir en sensacionalismos basta calificar como inimaginables.
..
Un episodio apenas difundido (los hay a decenas)    
Lea, por favor:   
«Al dar vuelta en una curva de una remota carretera del sureño estado de Oaxaca [ver mapa que acompaña este post], los observadores internacionales de derechos humanos encontraron el camino bloqueado por rocas. Decidieron seguir adelante a pesar de saber que era peligroso, no sabían que sería mortal. Cuando las camionetas empezaron a dar vuelta, unos hombres armados y enmascarados bajaron de los cerros y abrieron fuego contra los vehículos. Algunas de las personas se dispersaron entre la maleza. Otros tuvieron suerte y esquivaron las balas. Dos fueron asesinados de un disparo en la cabeza: Bety Cariño, del grupo mexicano de derechos humanos Cactus y líder de la Alianza Mexicana por la Autodeterminación, y el observador de derechos humanos finlandés Jyri Jaakola».   
Si esto hubiera ocurrido en Venezuela, el suceso hubiera merecido casi todas las primeras planas y abriría casi todos los informativos audiovisuales...
Pero, en México gobierna un hijoputa de los nuestros, diría el inolvidable Kissinger. 

4 comentarios:

  1. Pues la verdad es que yo no conocía este suceso.
    Gracias por darlo a conocer.

    PD: ¿El Gobierno finlandés no ha dicho nada?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A KURTZ,
    El Gobierno finlandés, por norma no escrita, evita la "publicidad" y el uso de sucesos como este para hacer política.

    ResponderEliminar
  3. Muy cierto lo que mencionas, nada mas se te olvida comentar que aunque en México no estamos en la gloria, al menos no nos quiren quitar el derecho a elegir.

    Recuerda que Chavez quiere volver socialista un pais democratico. Piensa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con retraso, pero casi dos años después, tres apuntes:
      1. Socialismo y democracia no son antónimos;
      2. En Venezuela, más de la mitad de los medios (que en su inmensa mayoría son empresas privadas) son radicalmente antichavistas, luego hay "información" suficiente para que los votantes elijan, y
      3. Es lógico que como ciudadana mejicana y por patriotismo, le duela lo evidente, pero lo malo de una familia no se arregla diciendo que la vecina está peor (por cierto, el eje del post no es comparar México con Venezuela, sino subrayar la discrecionalidad de numerosos medios a la hora de dedicar más o menos espacio a unas y otras ignominias).
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.