04 septiembre 2010

¿Es posible tomarse en serio a quien afirma que la mujer es "un varón fallido"?

«La inferioridad de la mujer (femina, en latín) se pone de manifiesto ya en ese término latino. El nombre femina proviene de fides (fe) y minus (menos), luego fémina significa: la que tiene menos fe.
«Todo empezó cuando los primeros sabios cristianos tomaron a Aristóteles como pensador de cabecera. El griego fue quien primero enumeró los motivos más profundos de la inferioridad de la mujer. Ésta debe su existencia a un descarrilamiento en su proceso de formación; es un varón fallido. San Agustín solo reforzó ese desprecio, y santo Tomás lo hizo teología de la grande».    
Este párrafo forma parte de un texto de Juan G. Bedoya a propósito de la decisión de Benedicto XVI de incluir entre los pecados más graves --a la altura de la pederastia y el asesinato-- la ordenación de mujeres.
Pulse y lea "Ella como pecado", texto que describe los criterios que alimenta la Iglesia Católica con relación a la mujer.

4 comentarios:

  1. En dos palabras: "Im... Presentables"

    ResponderEliminar
  2. Pues, desde mi punto de vista, impedir que los curas y monjas puedan casarse e impedir la ordenación como curas de las mujeres son dos traspiés enormes de la Iglesia Católica que debería corregir de inmediato, además de, por supuesto, eliminar ese spirit du corp que los lleva a silenciar y proteger a aquellos de sus miembros que cometen los más aberrantes delitos.

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión, no se trata de racionalizar o hacer más justas las leyes que imponen, a sus crédulos, los administradores oficiales de la gran fábula mesiánica, sino de cuestionarse qué sentido tiene, a estas alturas del siglo XXI, la pervivencia en Occidente de una magia arcaica con chamanes a sueldo.

    ResponderEliminar
  4. Considerando su actitud ante los pederastas, no se a qué esperan para ordenar mujeres, ¿no?

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.