06 octubre 2010

Bruselas calcula a la baja el sobreprecio de la vivienda en España: lo cifra en el 17 %

Miles de economistas, expertos financieros, contables, empleados de tasadoras, periodistas, incluso altos ejecutivos del sector inmobiliario y sobre todo ciudadanos corrientes y molientes llevamos varios años insistiendo en que el precio de la vivienda en España es desmesurado y, por ende, suicida, tal como han probado los hechos.
Ahora, la Comisión Europea, en una nota que rompe su habitual carencia de ética ante los males socio-económicos que asuelan el estado del bienestar, anuncia a bombo y platillo como quien da con la piedra filosofal que los precios de la vivienda en España están sobrevalorados, «aproximadamente, un 17 por ciento», según el Ejecutivo de la Unión Europea (UE).
Tarde dicen pío y para colmo, yerran. En numerosas geografías españolas (ciudades, villas y barrios) el precio medio de la vivienda arrastra sobreprecios de hasta el 50 %, y en algunas zonas incluso más.
Lo del 17 % sólo es creíble como referente de mínimos.
En todo caso, bienvenida sea la Comisión Europea a la lista de los que han perdido la asepsia ética y han recobrado la vergüenza.
[Habitualmente, la asepsia ética se confunde con la objetividad]
Pero queda mucho camino por andar. Demasiados dirigentes políticos, tanto de gobierno como de oposición, así como numerosas inmobiliarias y también particulares dedicados a especular siguen instalados en la falacia e insisten en que las personas físicas y jurídicas que practican la compra-venta de inmuebles también son mártires de la crisis...
..
CON ANTERIORIDAD:
"¡No compre vivienda: alquile y espere!".
ENÉSIMA falacia: "Los promotores advierten que si no construyen más pisos en Madrid se dispararán los precios". En el municipio de Madrid --es decir, sin contabilizar los municipios limítrofes-- hay más de 35.000 viviendas habitables en desuso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.