04 octubre 2010

La derrota de Jiménez prueba que en el PSOE quedan socialdemócratas

«Sin perder la sonrisa [reza la crónica de uno de los periódicos de la derecha que más mejor ataca al PSOE], con voz temblorosa y unos ojos que lo decían todo, Trinidad Jiménez ha comparecido en su cuartel general --más entera que su "corte"-- y ha sido clara:
Trini no ha podido
«Los y las militantes del PSOE han hablado hoy para dar su confianza al compañero Tomás Gómez. Quiero felicitar públicamente a Tomás Gómez que es desde hoy mi candidato, porque así lo han dicho en las urnas los socialistas madrileños. Cuenta con mi apoyo para lograr el sueño común de que Madrid necesita una mayoría progresista y abrir una nueva etapa...»
Más sencillo: La candidata de la izquierda caviar ha sido derrotada.  
Con independencia de lo que diga, haga y consiga Gómez, que la mediática Trinidad Jiménez haya perdido el espectáculo de las primarias puede ser un síntoma positivo, peus revelaría que en el PSOE madrileño hay una mayoría de socialdemócratas que han dejado de comulgar con ruedas de molino.
Si tuviera vergüenza ideológica, Rodríguez Zapatero bajaría de la peana --sin dimitir, pues tampoco se trata de dejar el país a los pies de los caballos--, reconocería que ha perdido el norte, haría un esfuerzo para recobrar la sensatez ideológica y regresaría a la senda de la socialdemocracia que su partido abandonó hace años.
¡Ya está bien de maniqueísmos infantiles!, porque aunque las pinte de rojo, las propuestas socio-económicas del PSOE más reciente son propias del centro-derecha, pues PP haría poco más o menos lo mismo, con más radicalidad por supuesto.
El PP critica a este PSOE liberal por motivos exclusivamente electorales.    
La historia ha demostrado hasta la saciedad que para mantener la estabilidad socio-política en un Estado democrático de Derecho lo más importante no es quién gana las elecciones, sino que cada cual juegue el papel que le corresponde. Y actualmente los zapateros, trinis, delasvegas, corbachos, salgados y demás están rompiendo ese principio al empeñarse en que el PSOE haga lo que corresponde a la derecha.
..  
INFORMACIÓN puntual, en Público y NUEVA TRIBUNA.   
OPINIONES en la Blogosfera: selección elaborada por RADIOCABLE.  
CON ANTERIORIDAD, en ImP: "Los ¿socialistas? de Rodríguez Zapatero engañan a su electorado natural".

4 comentarios:

  1. No voy a entrar en análisis más profundos, vosotros sabéis mucho más que yo, pero... si socialdemócratas con vergüenza son Leguina y Barrionuevo junto con todo el aparato felipista, apaga y vámonos. Está claro que el odio que se le tiene a Zapatero en este país trasciende de la derecha extrema.

    ResponderEliminar
  2. A GLORIA,
    Si lo dices por mi, no odio a Zapatero. En cierto modo incluso me da pena... Pero ante todo, siento una profunda decepción y, objetivamente, al margen de opiniones personales, odios, simpatías... su política es derechista en materia fiscal y laboral.
    Con relación a Leguina, Barrionuevo u otros dirigentes del PSOE que podrías o podríamos añadir, sabes perfectamente que no me refiero a ellos sino a los cientos de militantes corrientes y molientes que han preferido respaldar al secretario general de la FSM que a Jiménez; no me atrevería a decir que todos lo han hecho para castigar a Zapatero, pero sí es evidente que hay cierto desapego con respecto a la cúpula del PSOE y que ese desafecto está "emparentado" con el creciente rechazo que suscita la deriva del Gobierno hacia la derecha.
    Además, a Jiménez, aparte de sonreír y vender imagen, no le he oído ni leído un solo comentario político de peso que indicara qué hará o no hará al frente de la CAM. La suya ha sido una campaña eminentemente "comercial".
    Quienes han derrotado a Jiménez no han sido los Barrionevo ni los Leguina, sino los votos de una militancia que empieza a estar harta de políticas que nada tienen que ver con los principios básicos de la socialdmocracia y que incluso son inequívocamete contrarias a lo esencial del PSOE.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Parece ser que las políticas económicas de Felipe González y sus adláteres fueron de izquierda pura y dura. Todo lo que hace Zapatero (por eso lo de zapatersimo) es intrínsecamente malo por eso lo de "masón" de César Vidal. Lo de las políticas de derechas será según el barrio porque para la derecha liberal es el presidente más rojo del mundo. Así que como todo es según el color con que se mire, "la pena que te inspira Zapatero" puede ser hasta interpretada como odio visceral. A ti te da pena Zapatero y a mí tu opinión sobre la militancia me da ¿risa?, dejémoslo en sonrisa no vaya a ser que te sientas molesto. El paso del tiempo pondrá a cada uno en su lugar.

    ResponderEliminar
  4. No me puede --ni me debe-- molestar lo que opines de lo que yo opino.
    Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.