29 octubre 2010

Marcelino Camacho muere sin ser domado, sin doblarse y sin dejarse domesticar

En 1967, Marcelino Camacho Abad (Osma-La Rasa, Soria, 1918) ingresó en prisión --ya había estado recluido en varios campos de concentración al acabar la guerra civil-- y nueve años después, cuando fue excarcelado dijo: «Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar».
Hoy, ya muerto, su trayectoria merece ser conocida y reconocida, sobre todo por aquellos trabajadores que siguen creyendo que los ángeles no tienen sexo, o que un día de estos les tocará la Primitiva y...  
La clase trabajadora pierde uno de sus más honestos representantes. Pero la referencia sigue ahí. No se ha dejado domar, no se ha doblado ni domesticado.
..
ENLACE a la biografía de Marcelino Camacho, en la Wikipedia.  
ARTÍCULOS DE INTERÉS:   
"Una vida en defensa de los trabajadores", por Ignacio Fernández Toxo, en El país;  
"El jersey de Marcelino Camacho", por Félix Población, en DIARIO DEL AIRE.

3 comentarios:

  1. Se nos va un gran luchador y un hombre bueno

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hablaba de justicia social, bienestar y de dignidad..,en unos años donde la libertad estaba secuestrada por fascistas e intolerantes. Y nunca perdió la coherencia con sus ideales. Hacen tanta falta más Marcelinos Camacho hoy en día!!!

    ResponderEliminar
  3. ... Y Lideresa se presenta en su duelo para decir que rinde homenaje a un hombre que luchó por España (supongo que don Marcelino estaría enterado del trabajo que hace Lideresa por cargarse a los sindicatos). Ésta es la Paña Cañí, supongo que cuando fallezca Fraga la Gauche Divine le devolverá el favor yendo a su duelo y proclamando al más grande defensor de las libertades... Por España, por supuesto.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.