09 octubre 2010

Señor Rajoy, ¿su partido considera que Pol Pot era respetable? No dé rodeos: ¿sí o no?

Pocas veces se escuchan o leen barbaridades de tamaño calibre.
El edil y portavoz del Partido Popular (PP) en el consistorio de Leganés, Jesús Gómez Ruiz, considera que el acceso a la enseñanza debería perder su condición de derecho fundamental tanto en la Constitución Española como en otros textos legales de ámbito internacional porque, según él, costear la instrucción pública vía impuestos conculca un derecho más sustancial: el de propiedad.
Sí, ha leído bien, es espeluznante, pero Gómez Ruiz defiende "eso".
Gómez Ruiz expone esa tesis en el artículo titulado "Los principios de la legislación española sobre la educación", en la revista La ilustración liberal. Para tener una idea cabal de la línea editorial de esta revista basta precisar que en su número 43 dedica dieciocho artículos a celebrar el décimo aniversario de Libertad digital. Entre los autores de ese homenaje al cíber-organo más conocido de la ultraderecha figuran, entre otros, Esperanza Aguirre, Jaime Mayor Oreja, José María Aznar, Manuel Pizarro, María San Gil (todos ellos militantes del PP), más Rosa Díez (una de las madres y padres del moderno eclecticismo aideológico español) y, naturalmente, el comunicador Federico Jiménez Losantos.
En el artículo de Gómez Ruiz referido a la enseñanza, entre otros párrafos tanto o más absurdos desde un punto de vista jurídico --el texto está trufado de prejuicios de origen medieval y religioso que el autor eleva a la categoría de principios morales incuestionables--, figura esto:
«Dado que el proceso de educar exige el empleo de recursos que son propiedad de otros, será necesario arrebatárselos previamente, por lo que estamos imponiendo cargas a terceros sin que éstos puedan resarcirse, esto es, conculcando los derechos a la libertad y la propiedad».
..
Campos de reeducación...
Por si fuera poco, Gómez Ruiz (PP) también es el autor de otro artículo --este publicado en Libertad digital-- en el que defiende que la Administración pública impida que los ciudadanos de ideología comunista puedan criar a sus hijos.
Textual: «Si concedemos al Estado la suprema capacidad de decidir los límites de la libertad religiosa y lo que constituye una educación integral (…), habría que desposeer a los padres comunistas de la tutela de sus hijos (…) y acto seguido enviar a estos niños (y a los padres también) sin pérdida de tiempo a un campo de reeducación».
Está visto que los estalinistas y los hitlerianos crearon escuela y tienen alumnos que merecen matrícula de honor.
Sea como fuere, hay una pregunta obligada: ¿Gómez Ruiz, portavoz del PP en un ayuntamiento, es un fiel representante del PP, o bien es una secreción que será neutralizada?
A estas alturas, el ¿líder? del PP está política y éticamente obligado a precisar si en su organización tienen cabida quienes defienden criterios propios de Beria, Hitler y Pol Pot, entre otros bárbaros.
Si Mariano Rajoy calla o confirma que Gómez Ruiz puede ser dirigente y portavoz del PP --aunque ostente estas responsablidades en una aldea de cuatro casas; que no es así, pues se trata de Leganés: 190.000 habitantes--, estaríamos obligados a concluir que el PP acoge y ampara a filonazis y polpotianos.
..
ACTUALIZACIÓN (9 octubre 2011): 
Transcurrido un año, la dirección del PP no ha desautorizado al directivo que propone arrebatar hijos a los rojos para enviarlos a campos de reeducación...

6 comentarios:

  1. ¡Ah! ¿Pero tiene que condenar el señor Rajoy las palabras y el artículo del señor Gómez Ruiz para saber que en el PP son filonazis y (obsérvese que no escribo o) filoestalinistas? Yo creo que no. Pero es una opinión, no más.

    ResponderEliminar
  2. El liberalismo económico suele estar en contra de toda preocupación por el más débil, entendiendo como a un débil económico a aquella persona que por distintas causas no puede asegurar su supervivencia. De esta forma los liberales suelen tener posiciones contrarias a la seguridad social, a la prestación por desempleo, a la sanidad, etc. Para ellos el Estado debe desprenderse de esas cosas que solo lo vuelven oneroso y ha de dedicarse a cobrar impuestos y asegurar que, en su territorio, se puedan hacer negocios con éxito.

    Sin embargo los liberales suelen obviar que un Estado no es solo un territorio, sino también la gente que lo habita, un Estado es una comunidad que, solidariamente, con el esfuerzo de todos, se constituye en Nación. Pero cuando hablamos de comunidad hablamos también de solidaridad, un Estado real no puede olvidarse de aquellos que, por X motivo, corren peligro de caer en una situación de pobreza, y de la misma forma en que todos contribuimos al mantenimiento de las carreteras, a la seguridad nacional, tenemos que contribuir a sostener y ayudar a quienes corren el riesgo de tener vidas paupérrimas.

    No es lógico que la construcción de puentes, de carreteras, de pantanos, sea para los liberales cosas de vital importancia, no es posible que el sostenimiento de una fuerza policial o de un ejército, sean para los liberales más importantes que evitar que sus conciudadanos pasen hambre.

    Por eso no me sorprende esta visión de la educación estatal que tiene un liberal, neoliberal, o político de derechas, no me sorprende porque está teñida del color del egoísmo, color que tiñe todo el pensamiento liberal desde su base.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A GLORIA,
    Conozco personas afiliadas al PP que no son filonazis ni filoestalinistas.

    ResponderEliminar
  4. A vueltas con las excepciones, y yo conozco a obispos entregados a la causa de los pobres... pero ¿me quieres decir, Félix, cuáles son los hechos del PP? Mira, te voy a enumerar unos cuantos:
    1) Estar en contra de la Ley de Memoria Histórica, cualquiera que se haga para reparar deuda con el otro bando de la contienda. Obstaculizar cualquier intento de que desaparezcan los vestigios de una dictadura que asesinó, exilió, encarceló, persiguió, robó niños...
    2) Adherirse a proclamas racistas: Véase, léase, interésense por las posturas del PPC y Alicia Sánchez Camacho.
    3) Luchar en contra de los derechos de cualquier minoría: homosexuales, gitanos en Cataluña, inmigrantes en España, mujeres en el mundo.
    4)Querer imponer una moral concreta y una educación concreta: sólo unos apuntes: educación para la ciudadanía, religión católica obligatoria. Arenas si gobierna en Andalucía impondrá el uniforme por decreto y nos llamarán a todos los docentes "Don José" (supongo que para recordar al más grande)

    5) La apuesta por la cadena perpetua y si le valiera, ya se verá por la Pena de muerte.

    ¿Sigo? No me valen excepciones. El partido podrido y, por ende, todos los que los apoyan a mí no me merecen ningún tipo de respeto, ya está bien de tantos paños calientes. Y que conste que tengo una sobrina y un hermano "peperos".

    ResponderEliminar
  5. Nazismo en estado puro, amigo Félix.

    Un abrazo y gracias por sacar estas cosas a la luz.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.