12 noviembre 2010

Aportación histórica del Ayuntamiento de Madrid para reducir la contaminación atmosférica

El año pasado, 2009, según datos oficiales, el aire que respiraban los madrileños superaba en 12 microgramos de dióxido de nitrógeno el límite establecido por los científicos para preservar la salud de las personas (la media registrada fue de 54 microgamos, en tanto que el techo estaba fijado en 42).
Pero este año, con el límite máximo reducido a 40 microgramos y siendo ya de obligado cumplimiento en el ámbito de la Unión Europea --so pena de sanciones--, Madrid ha reducido la media 14 puntos y ¡cumple!
¿Qué política y qué medidas ha adoptado la concejalía de Medio Ambiente, cuya responsable es Ana Botella, para lograr semejante exitazo?
Muy sencillo: Ha eliminado estaciones medidoras ubicadas en las zonas que registran los más elevados niveles de contaminación y ha colocado otras tantas en las áreas menos insalubres del municipio.
La solución es, sencillamente, ¡genial!  
Ahora sólo falta que el Gobierno madrileño publique el díptico o el tríptico habitual, contrate anuncios, pague reportajes en los medios impresos o audiovisuales que comen en su mano y cante un gloria, gloria, aleluya para que el mundo mundial conozca las maravillas que hacen los gobiernos del PP.
MÁS detalles, en El país.

2 comentarios:

  1. Siendo niño, asistí a un espectáculo de magia. En uno de los trucos, el mago me elige para que interaccione con él y me susurra al oído: "Cuando yo te pregunte si esto tiene truco, tienes que decir que no", y acto seguido se puso de espaldas al público e hizo la trampa.
    Estos hacen igual, y pretenden utilizarnos a los demás como si fuésemos el público que asiste al espectáculo.
    Apertas.

    ResponderEliminar
  2. Me parece tremendo lo que está pasando en la planta de Nostián, hay que hacer algo ya para que La Coruña no se convierta en un estercolero http://www.youtube.com/watch?v=kaY1XTmXPX8

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.