23 noviembre 2010

La derecha catalanista y españolista no necesitan pactar para "trabajar" unidas en Cataluña

Escribe Vicenç Navarro:  
En Catalunya y en España hemos estado viendo durante estos meses una campaña mediática en contra del tripartito (PSC, ERC, ICV-IU) que gobierna la Generalitat…
Para aquellos que consideren esta observación exagerada, les aconsejo que hagan una revisión de artículos publicados en los cuatro mayores rotativos que se distribuyen en Catalunya y verán que en el último mes han aparecido 42 artículos negativos sobre el tripartito. En cambio, sólo 6 a favor, y ello no se debe a que no existan, sino a que no se han publicado. La diversidad ideológica en los medios catalanes (y en los del resto de España) es muy limitada...
Tal campaña parece haber impactado sobre algunos sectores de las izquierdas, que han tomado una postura defensiva que ha sido utilizada maliciosamente por las derechas como el reconocimiento del fracaso del tripartito. Nada menos que el presidente del Gobierno catalán y dirigente del PSC, el Sr. Montilla, ha indicado que aunque consiguieran sumar la mayoría, el PSC no se aliaría con ERC e IC-EUiA para reconstruir el tripartito.
Ni que decir tiene que tal declaración ha sido aplaudida por las derechas y, paradójicamente, por el gobierno Zapatero y grandes sectores del socialismo español. La causa de la alegría, sin embargo, varía. Para las derechas esta renuncia significa el fin de las políticas de izquierda en Catalunya, pues no hay otra suma que pueda construir una alianza de partidos de izquierda en el gobierno de Catalunya que la que ha existido durante el periodo 2003-2010. Sin tripartito no se pueden hacer políticas de izquierdas en el gobierno de la Generalitat.
..
Todo apunta que la dirección federal del PSOE prefiere
una Generalitat en manos del centro-derecha (la catalanista
CiU) que respaldar con la firmeza que debiera al gobierno
de coalición que artilló el PSC con el resto de
la izquierda de la comunidad autónoma
De Galicia a Catalunya
Salvo detalles, nada que objetar al análisis de Navarro.
Cabe añadir que la táctica de desacreditar de forma generalizada y desde varios frentes (incluida la mayoría de los medios) a una coalición de centro-izquierda ya había sido ensayada con éxito en Galicia.
En el episodio gallego también ocurrió lo que ahora en Cataluña: un sector del propio PSOE, con la dirección federal al frente, criticó al presidente socialdemócrata del gobierno bipartito pactado con el BNG.
Por su parte, en las últimas elecciones autonómicas gallegas la derecha también aplicó esa táctica, que ahora ejecuta en Catalunya con la ayuda (se supone que también involuntaria) de un PSOE ideológicamente incomprensible.
Al igual que ahora en Catalunya, el bipartito BNG-PSdeG fue acusado de todos los males y desequilibrios heredados de más de 20 años de gobiernos de la derecha; del mismo modo, ahora en Catalunya, las derechas política y mediática [lo de menos es que hablen en catalán, castellano, gallego, italiano o chino] y el PSOE están convenciendo a parte del electorado y a millones de ciudadanos del resto de las Españas de que todo lo negativo es fruto del gobierno PSC-ERC-IU.
Peor aun, han logrado generalizar la percepción de que en Catalunya siempre se ha gobernado bien y con eficiencia y, por si fuera poco, han escondido debajo de la alfombra las amplias y poderosas redes clientelares tan bien creadas por el pujolismo, cuya red de complicidades es similar a la tejida en Galicia por el PP de Fraga-Rajoy durante más de dos decenios. Ambas redes siguen vivitas y coleando en las dos comunidades --también en prensa, radio y TV.
..
Montilla debería mirarse en el espejo de Touriño
Montilla es el bis catalán del gallego Pérez Touriño en numerosos aspectos.
Tras la derrota, el ya ex president y sus socios del tripartito vivirán lo mismo que el ex presidente de la Xunta y sus aliados: los analistas de orden --incluidos los socialdemócratas de derecha que anidan en el PSOE-- acusarán a los socios nacionalistas (BNG o ERC) y a IU de todos los males y de la derrota.
Tiempo al tiempo.
El nacionalismo español conservador y el "racionalismo" sistémico del PSOE gozan de buena salud, entre el electorado también…
..  
ENLACE a "La campaña mediática contra el tripartito en Catalunya (y en España)", por Vicenç Navarro. 
NOTICIA de interés: "Artur Mas (CiU) es beneficiario de un fondo que evadió al fisco durante veinticuatro años", pero el asunto ha sido archivado porque el posible delito ha prescrito...

5 comentarios:

  1. No sólo hay que gobernar, hay que saber venderlo. Touriño no supo y Montilla tampoco.

    ResponderEliminar
  2. A NICOLÁS,
    Dice usted, exactamente, "no sólo hay que gobernar, hay que saber venderlo".
    ¿Cómo hay que "venderlo"?, ¿estilo telefonía móvil o con "gachíes" medio desnudas?
    No se enfade. Sólo pretendo subrayar el sentido comercial que sin querer estamos dando a la política. Influenciados por unos valores radicalmente economicistas --que no económicos-- estamos introduciendo en la gestión de la cosa pública criterios que a la postre sólo hacen que beneficiar a quienes carecen de política pero "saben vender".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Por qué tienen , en general, tan corta duración los gobiernos de coalición , sean tripartitos o bipartitos en Comunidades tan diversas como Cataluña y Galicia en nuestra historia más reciente ? Es porque son varios "a vender ", sus " mensajes " se distorsionan unos a otros, o es que las tendencias cainistas se despiertan, alentando y dando vida a los herederos universales y al parecer eternos del dictador y mientras anestesiamos a los ciudadanos extirpándoles " la funesta manía de pensar " ?

    JOSE-LUIS

    ResponderEliminar
  4. Os invito a leer mi opinión sobre las elecciones autonómicas en cataluña aquí:


    http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2010/11/nacionalismos-exclusiones-y-elecciones.html

    ResponderEliminar
  5. A JOSÉ LUIS,
    No hay un solo motivo o razón para explicar esa cirucnstancia y, en mi opinión, las tensiones internas en esas coaliciones no constituyen la causa principal, por mucho que haya una "extraña" insistencia mediática en transmitir esa percepción.
    La publicidad no es recurso exclusivo de quienes venden refrescos, pisos o galletas.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.