30 noviembre 2010

WikiLeaks ridiculiza a ciertos políticos... y también a medios y periodistas "de orden"

Un texto de bitácora referido a las útimas aportaciones de WikiLeaks es pura anécdota. Hay miles de comentarios y análisis en la Red, de modo que poco se puede aportar. Personalmente, sólo me atrevo a apuntar cinco detalles:
1. Todas las filtraciones tienen un origen: la Administración de Estados Unidos, circunstancia que no es baladí y merece reflexión...
2. La práctica totalidad de los documentos son notas remitidas por funcionarios o cargos públicos, luego es evidente que los sistemas de comunicación institucionales carecen de la protección adecuada --al margen de que los documentos hayan sido capturados en las redes de comunicación por WikiLeaks o hayan sido librados por personas ¡con fines desconocidos, de momento!...
3. Las reacciones y justificaciones que en principio han ofrecido las autoridades españolas sobre las informaciones referidas a ellas son chapuceras, superficiales y/o increíbles. Y lo que es peor: hay declaraciones como las de la ministra de Exteriores y las del titular de la Fiscalía General del Estado que dejan entrever que nos toman por tontos...      
4. Hay revelaciones que en realidad son confirmaciones de lo que ya se sabía; ¿o acaso alguien dudaba de que EE UU presiona a las instituciones de España y de otros países para que renuncien a investigar episodios como el del caso Couso y todo lo relacionado con la penitenciaría de Guantánamo?, por poner sólo dos ejemplos...     
5. Errores al margen, que como en todo lo humano los hay, ante el trabajo de WikiLeaks, ¿qué piensan y sienten las empresas propietarias de medios y los profesionales de la información?...
Por último, una cuestión que muy probablemente quedará despejada al paso de unas semanas o de unos meses y que podría acabar arruinando la cada vez más débil credibilidad de ciertas instituciones:
¿Cuántos documentos publicados obtendrán valor legal en el caso de que una persona física o jurídica acuda a los tribunales alegando que hay sólidos indicios o pruebas de un delito?...
..
ENLACE a la página especial de El país, LOS PAPELES DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO.  
DE INTERÉS:  
"Lo de WikiLeaks sobre Couso revela la podredumbre judicial", en RADIOCABLE, y  
"WikiLeaks enmienda al periodismo", en PERIODISTAS21.
..
CON ANTERIORIDAD, en ImP:

3 comentarios:

  1. Me vienen al pelo para mi post tus razonamientos sobre las "revelaciones", palabra que, por cierto, tienen un tufo a "divino" que pone los pelos de punta.
    Apertas

    ResponderEliminar
  2. Félix opino lo mismo que tú. Escucho y leo con asombro y creciente cabreo lo que dicen nuestros responsables ¡¿!? políticos y no doy crédito. En cuanto a las "revelaciones" pues son del mayor interés. Una vez más digo lo de siempre: ¡si los servicios de inteligencia hablasen.....!

    ResponderEliminar
  3. A GUILLERMO y NAVEGANTE,
    Creo que lo que más nos sorprende y "molesta" a casi todos es la reacción de los gobiernos "desnudados", el español y los demás.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.