15 noviembre 2010

PSOE y PP abren la vía para que el sultanato participe en la politica española

En el marco de la ofensiva militar que se vive en el Kuwait atlántico --pues eso es el Sahara Occidental, donde Mohamed VI juega un papel comparable al del Sadam Huseín que invadió Kuwait-- se registran episodios políticamente espeluznantes. He aquí uno de los más sabrosos:
El primer ministro de Marruecos, Abás el Fasi, ha criticado frontalmente a Mariano Rajoy para entre otra cosas, ¡atención!, defender la actitud del Ejecutivo que preside Rodríguez Zapatero...
El episodio es tan grotesco como esclarecedor y se presta a extraer conclusiones varias. Pero sin restar legitimidad a ninguna de las muchas consideraciones que se puedan hacer al respecto, creo que es obligado resaltar una:
Que España abra hueco para que el primer ministro marroquí intervenga en la política interna supera con creces todo cuanto se ha dicho y escrito para describir el papel que juega el Estado español en el contencioso saharaui.
Para redondear el absurdo, Madrid ha contestado al primer ministro alauí manifestando a Rabat "su malestar" por la regañina de El Fasi a Rajoy. A este paso, Mohamed VI participará en los debates de las Cortes...
Evidentemente, Rabat está ganando la batalla política y los dos ¿grandes? partidos de España están dando toda una lección de... [Ponga usted lo que mejor considere] 
..  
PARA saber qué ocurre en las calles y arenas del Sahara Occidental: SAHARA TODAYSAHARA PRESS SERVICE, ARSOSAHABLOGS y THAWRA
DE INTERÉS: 
"Marruecos se crece ante la persistente tibieza del Gobierno español";  
"Activistas españoles: El PP quiere ganar votos con la causa saharaui", y  
"¿Qué ha hecho la ONU por el Sáhara?".

1 comentario:

  1. Aprovecho la oportunidad que nos brindas para poner la última palabra en tu post.

    ... ineptitud.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.